Zonas económicas especiales de China favorecen crecimiento sostenible, según funcionario del PNUD | Spanish.xinhuanet.com

BEIJING, 8 sep (Xinhua) — Una funcionaria del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) aseguró hoy martes que las zonas económicas especiales (ZEE) y las zonas de libre comercio (ZLC) de China son propicias para favorecer un crecimiento sostenible.

Beate Trankmann, representante residente del PNUD en China, hizo las observaciones en un foro vinculado con la Feria Internacional de Comercio de Servicios de China 2020 (CIFTIS, siglas en inglés) que se celebra actualmente en Beijing.

Un futuro sostenible requiere inversiones masivas de 5 a 7 billones de dólares al año, principalmente en los países en desarrollo, lo que sólo puede lograrse mediante una mejora de las políticas gubernamentales para que incentiven al sector privado a aumentar sus contribuciones, afirmó Trankmann.

“Las ZEE y las ZLC, por ejemplo, pueden ser factores importantes para esas inversiones sostenibles”, destacó la experta, quien sostuvo que las “ZEEs catalizaron la rápida transformación de China”.

Según Trankmann, China también ha estado construyendo zonas de cooperación económica y comercial en el ultramar desde finales de la década de 1990, compartiendo su experiencia y facilitando la cooperación económica con otros países.

Estas zonas han generado 40 mil millones de dólares en inversión, pagando 3.000 millones de dólares en impuestos en los países anfitriones y creando 300.000 puestos de trabajo, detalló Trankmann, citando datos del Ministerio de Comercio de China.

Trankmann expresó que cuando son guiadas por la sostenibilidad y se apoyan en políticas propicias, las ZEE y las ZLC pueden ser plataformas clave para una inversión sostenible y poder avanzar en los objetivos de crecimiento sostenible a nivel mundial.

“Al impulsar la sostenibilidad y crear puestos de trabajo, pueden ayudar a reducir la pobreza y la desigualdad. Pueden mejorar la eficiencia de los recursos y reducir los riesgos empresariales, dando a las empresas más incentivos para probar nuevos modelos de crecimiento ecológicamente sustentables”, agregó la representante del PNUD.

“La epidemia de COVID-19 ha dejado a los países en crisis”, sostuvo Trankmann. “A medida que nos recuperamos lentamente de este virus devastador, más que nunca, necesitamos un crecimiento que incluya a todos”, agregó.

El foro sobre la posterior apertura del sector de los servicios y el comercio entrante y saliente fue organizado conjuntamente por el Buró de Comercio Municipal de Beijing y el Centro para China y la Globalización, un think tank chino.

Bajo el lema “Servicios Globales, Prosperidad Compartida”, la CIFTIS 2020 se extiende del 4 al 9 de septiembre, atrayendo a unos 100.000 asistentes y con la participación de 18.000 empresas e instituciones de 148 países y regiones.

Noticias Xinhua