Suecia: Entregan a los servicios sociales a tres niños que fueron recluidos en casa por sus padres por temor al covid-19

Los progenitores aislaron a los pequeños en su hogar durante varios meses debido a la pandemia, aunque en el país escandinavo no se decretaron medidas de confinamiento.

En Suecia tres niños han sido entregados a los servicios sociales, después de que fueran recluidos en casa por su padres durante varios meses por temor a la pandemia del covid-19, según un nuevo fallo de un tribunal administrativo, informaron este miércoles medios locales.

Los progenitores habrían clavado tablones de madera en la puerta de entrada para evitar que los menores, de más de 10 años, pudieron salir de casa, en Jonkoping (Smaland), entre marzo y julio de este año. Durante ese período de tiempo les habrían mantenido confinados en sus habitaciones, donde les llevaban la comida.

El tribunal asegura no haber encontrado motivos para dudar del hijo mayor, que explicó que la puerta estaba cerrada con clavos y que sus padres le impedían a él y a sus hermanos salir a la calle o ir a la escuela. Según el fallo, la familia ya había sido investigada en varias ocasiones por conductas inapropiadas.

Medidas “excesivas”

Suecia registra la mortalidad semestral más alta en más de 150 años

Si bien reconoció en la sentencia que la situación social era “inusual” debido a la pandemia, el tribunal consideró que las medidas de los padres fueron “excesivas para protegerse de la infección”. “Independientemente del motivo del aislamiento, las necesidades de los niños no se han tenido en cuenta ni se han atendido”, afirmó.

Asimismo, el órgano judicial argumentó que el confinamiento ha afectado de manera negativa a los menores y que ha existido un riesgo importante de dañar su salud o desarrollo. En particular, indicó que a dos de los niños se les negó el cuidado dental.

Los padres, que son originarios de un país que implementó medidas más estrictas que Suecia para frenar la nueva enfermedad, dijeron al tribunal que estaban preocupados por el coronavirus y que no tenían la intención de dañar ni de desatender a sus hijos.

La versión de los padres

Un enviado especial de la OMS destaca la estrategia de Suecia contra el covid-19

La pareja, que niega haber tenido a los pequeños encerrados en casa por la fuerza, pudiendo salir a la calle y encontrarse con amigos si querían, tiene previsto apelar el veredicto. También esgrimen que sus hijos han estado estudiando a distancia en todo momento.

A diferencia de muchos otros países, Suecia no impuso una cuarentena por coronavirus, sino que recomendó a la gente que siguiera pautas como una buena higiene de manos, el distanciamiento físico y trabajar desde casa en lo posible.

La tasa de mortalidad por la nueva enfermedad en este país nórdico es una de las más altas del mundo, con 57 decesos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, el ritmo de nuevas infecciones y muertes se ha ralentizado desde fines de junio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!