Fiscal general rechaza sesgado informe sobre DD.HH. en Venezuela

19 de septiembre de 2020, 16:51Caracas, 19 sep (Prensa Latina) El fiscal general, Tarek William Saab, rechazó hoy el informe de la denominada Misión de Determinación de los Hechos en Venezuela, al señalar su carácter sesgado y la intención de atacar a las instituciones del país.

En rueda de prensa conjunta de la Cancillería y el Ministerio Público, Saab destacó las gestiones emprendidas por esta última institución en el esclarecimiento de hechos considerados violatorios de los derechos humanos por parte de efectivos policiales o militares.

Desde agosto de 2017 resultaron acusados 804 funcionarios de organismos de seguridad y 123 civiles, a través de la presentación de 375 acusaciones interpuestas por los fiscales especializados en la materia, subrayó el titular.

Adicionalmente fueron sancionados un total de 140 implicados entre militares, policías y civiles por delitos de homicidio, trato cruel, inhumano o degradante, privación ilegítima de libertad, violaciones de domicilio y otras acciones punibles, aseveró el fiscal general.

Saab mencionó los avances en el esclarecimiento de las muertes ocurridas durante las protestas violentas reportadas en el país en 2017, denominadas guarimbas y promovidas por la extrema derecha venezolana para provocar el derrocamiento del presidente, Nicolás Maduro.

Todas estas actuaciones fueron reconocidas por la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en sus informes, subrayó el titular, quien resaltó la comunicación permanente con el equipo de trabajo de ese organismo para la revisión de casos específicos.

Aseguró que en Venezuela existen instituciones dedicadas a la vigilancia y protección de los derechos humanos como la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público.

Durante la rueda de prensa conjunta, el canciller Jorge Arreaza calificó el informe como un componente de la campaña de difamación contra la nación sudamericana, ‘un fraude irresponsable y un monumento a la propaganda de guerra’, dirigido a torpedear el diálogo político nacional.

npg/wup

Prensa Latina