El Motorola Razr regresa con más potencia y tecnología 5G

Corrigiendo los errores que le impidieron cumplir con todas las expectativas que había generado, Motorola reveló este 9 de septiembre la segunda generación del Motorola Razr, su icónico teléfono inteligente plegable.

Una sorprendente tecnología de pantalla plegable, una bisagra y la cuota de nostalgia hicieron aventuraban todo un éxito para el plegable de 2019. Sin embargo, una cámara deficiente, críticas a la calidad del material y un elevado precio, hicieron mella en la primera versión del Motorola Razr. Pocos meses después, el Galaxy Z Flip de Samsung terminó por sepultarlo.

Sin embargo, a menos de un año de su lanzamiento original, Motorola anunció una segunda generación del Motorola Razr con grandes cambios en el diseño exterior, especificaciones internas y calidad de la cámara. Y, lo mejor, es que estará disponible completamente desbloqueado.

Igual… pero mejor

Motorola Razr 5G
Motorola

El Razr tiene el mismo tamaño, forma y dimensiones generales. Además, conserva la pantalla interna plegable de 6.2 pulgadas (21:9) y la de vista rápida externa de 2.7 pulgadas.

Además, ejecuta el mismo software, aunque recientemente recibió una actualización sustancial de la funcionalidad de la pantalla de vista rápida, con la capacidad de ejecutar cualquier aplicación, realizar tareas rápidas y responder mensajes, además de las características habituales de notificaciones, y un visor de cámara.

Todo lo demás se ha mejorado, según Digital Trends. Además conservar su forma básica, el diseño recibió algunos ajustes. Ahora tiene un vidrio curvado 3D en ambos lados, esculpiendo el perfil general para que sea más simétrico y suave, con un marco de aluminio que debuta en tres nuevos colores: negro, dorado y gris.

El “mentón” en la parte inferior ahora es más suave y pequeño, y ha dejado el sensor de huellas digitales en la parte posterior. Es más resistente, algo sorprendente para un teléfono plegable con tantas partes móviles.

Cuenta con ajustes en especificaciones internas en todos los ámbitos: un procesador Snapdragon 765G, emparejado con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. La batería de 2.800 mAh es 11 por ciento superior que la anterior. Junto al procesador, debería solucionar las deficiencias del original. Curiosamente, es más liviano.

Además de llegar equipado con el sistema operativo Android 10, ofrece conectividad 5G, al albergar dos de las cuatro antenas con esta tecnología, según el fabricante.

Cámara más potente

Motorola actualizó la parte más débil del Razr anterior: su cámara. Un sensor de 48 megapíxeles es una gran mejora. Permite una agrupación de 4 a 1 píxeles para producir fotos de 12 MP con una claridad y brillo dramáticamente mejores, y combinado con OIS (estabilización óptica de imagen) supera al modelo anterior. Eso también significa que el Razr debería ser ideal para selfies, porque la cámara trasera se convierte en la frontal cuando está cerrado.

La bisagra y el sustrato inteligentes que permiten que la pantalla se curve a un ritmo más gradual, pero toda la combinación no se ajusta al precio del primer modelo.

Motorola dice que si bien la bisagra funciona de la misma manera, se han realizado cambios específicos para reducir el ruido durante el movimiento y suavizar la parte deslizante en la base del teléfono.
La compañía también confía en la robustez de la bisagra y la pantalla, y dice que se han probado para que duren más de 200,000 pliegues.

Precio  y disponibilidad

Motorola anunció que el nuevo Razr comenzará a comercializarse durante el otoño (boreal) en Estados Unidos, China y algunos mercados europeos seleccionados.

En Estados Unidos se comercializará a $1,400 dólares.

El dispositivo también estará disponible en mercados selectos de América Latina, Oriente Medio y Asia Pacífico, aunque el fabricante no especificó plazos.

Recomendaciones del editor