Debaten segundo paquete de estímulo económico que incluye otra ronda de cheques

WASHINGTON – Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en Senado, presentó este lunes un proyecto de ley para un segundo paquete de estímulo económico que supera el billón de dólares, y el cual incluye una segunda ronda de cheques.

El segundo cheque de estímulo de $ 1,200 será una realidad, según afirmó el principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

De momento, serían beneficiadas las personas que devengan menos de $75,000, y además recibirían $ 500 dólares por niño.

McConnell presentó ante la Cámara Alta el HEALS Act (Health, Economic Assistance, Liability Protection, and Schools) durante un discurso ante el pleno del Senado.

“Tenemos un pie en la pandemia y uno en la recuperación. Los estadounidenses necesitan más ayuda”, dijo McConnell.

McConnell dijo que diferentes comités del Senado estudiarán la medida para hacerle los cambios que sean necesarios, y esperan que el proyecto de ley se apruebe y pase a manos de la Cámara Baja en un período de “dos a tres semanas”.

Randy Serrano tiene la información.

Por su parte, Chuck Schumer, el líder de minoría demócrata en el Senado, dijo que la propuesta republicana es “totalmente inadecuada”.

El paquete de alivio propuesto por los republicanos proporcionará a los trabajadores despedidos hasta el 70% de sus salarios, en lugar del beneficio de desempleo federal semanal de $ 600 que expiró este fin de semana y que respaldan los Demócratas.

La propuesta republicana incluye bonos de reempleo, bonos de retención de impuestos, créditos fiscales para pequeñas empresas, y amplía la moratoria de desalojo en edificios con hipotecas respaldadas por el gobierno federal,  sin embargo la última palabra aún no está dicha.

En un año electoral, y con una pandemia al acecho, se espera que el segundo cheque de estímulo por $1,200, le llegue a los estadounidenses a finales de agosto o la primera semana de septiembre.

La Casa Blanca tenía pautado reunirse con la presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y los demócratas para intentar de encontrar un compromiso bipartidista y aprobar un segundo paquete.

Pelosi, criticó el domingo el “desorden” republicano en torno a un nuevo paquete de ayuda. Los dichos de Pelosi llegan luego de que la Casa Blanca insinuó que podría ser necesaria una medida más limitada, al menos por ahora.

Los demócratas y republicanos aún no llegan a un acuerdo definitivo sobre el nuevo estímulo económico, pero así podría impactar tu bolsillo.

“Están en desorden y esa demora le está causando sufrimiento a las familias estadounidenses”, afirmó Pelosi.

La demócrata criticó el deseo del gobierno del presidente Donald Trump de recortar el subsidio federal temporal por desempleo de $600 semanales, que ya va a expirar, a que sea de aproximadamente el 70% de los salarios previos a la pandemia.

“La razón por la que teníamos $600 era su simplicidad”, dijo Pelosi en el Capitolio, refiriéndose a una cantidad fija de dólares.

El monto sería mucho menor a los $600 semanales aprobados en la ley CARES, según un reporte de The Washington Post.

Los principales negociadores del gobierno —el jefe de despacho de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin,— estuvieron unas horas en el Capitolio el domingo para darle lo que Meadows dijo eran los “toques finales” a la nueva una propuesta de ayuda.

“Terminamos”, dijo Mnuchin al salir él y Meadows del Capitolio tras reunirse con personal del Partido Republicano.

Meadows dijo que la Casa Blanca “buscaba claridad” en un “puñado” de cuestiones pendientes previo al lunes. “Tenemos un acuerdo en principio”, señaló.

El mandatario indicó que los fondos serán distribuidos entre los 8 condados que conforman el Valle Centra para combatir la rápida propagación del COVID-19 en la región.

Tanto Mnuchin como Meadows dijeron horas antes que podría ser necesario aprobar primero la propuesta más limitada para garantizar que los subsidios por desempleo mejorados no se agoten para millones de estadounidenses.

Ambos mencionaron que eran prioritarios los subsidios por desempleo, el dinero para ayudar a las escuelas a reabrir, los créditos fiscales para evitar que la gente pierda sus trabajos y las protecciones contra demandas para escuelas y negocios. “Podemos movernos muy rápido con los demócratas sobre estas cuestiones”, dijo Mnuchin.

Pelosi ha dicho que se opone a aprobar un paquete de ayuda gradual.

También pueden aplicar personas cuyos familiares hayan fallecido por otras enfermedades. Entérate de los detalles.

Por separado, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que una moratoria federal de desalojo sobre millones de unidades de alquiler, que iba a expirar al final del mes, será prorrogada.

“La alargaremos”, comentó, sin especificar qué tanto.

Los republicanos han argumentado que las prestaciones federales por desempleo deberían reducirse porque la combinación de la ayuda estatal y federal dejó a mucha gente en mejor posición financiera de la que tenían antes de la pandemia, y por lo tanto con pocas ganas de regresar a sus empleos.

Se había interpuesto una demanda para frenar la ayuda económica de al menos $500 para los indocumentados del estado.

La Casa Blanca planteó la idea de reducir la ayuda adicional de nuevo a $100 semanales, mientras que los republicanos del Senado preferían $200. En general, los republicanos están de acuerdo en ir eliminando gradualmente el apoyo de una cantidad fija a una en la que se asegure no sea mayor al 70% del salario que tenía el empleado.