Un informe mostró la demanda de crédito digital para ayudar a las Fintech

Presentaron esta semana un informe sobre el crédito digital, que cuenta con la mayoría de jugadores en el mercado con una representación del 30%, lo cual sustenta no solo el crecimiento en la demanda de las Fintech de lending, sino también que tales mecanismos de financiación cumplan hoy un papel protagónico en el reinicio de la economía.

Sin duda, la proactividad en el sector Fintech se viene dando en el marco de un fenómeno de transformación y celeridad, que ha hecho de Colombia uno de los principales escenarios en la región y la ha convertido en el tercer hub en Latinoamérica en desarrollo, según el último informe “Fintech en América Latina: crecimiento y consolidación”, que cada año publica el Banco Interamericano de Desarrollo y Finnovista.

Además, dentro de la coyuntura han podido satisfacer las necesidades de los usuarios desatendidos por la banca tradicional, brindándoles acceso inmediato a dinero y financiación, atención telemática, transacciones y demás operaciones.

La naturaleza de estos servicios de préstamos digitales les ha permitido ratificar el impacto social que produce el crédito en las poblaciones que más se han visto afectadas con la pandemia y con la pérdida del empleo como resultado. Han llevado a la sociedad flexibilidad de pago en sus créditos, y desarrollo de nuevos productos que hoy ayudan a los colombianos a sobrellevar la crisis y aliviar sus necesidades, lo que se refleja en el crecimiento en ventas de la industria Fintech de un 55 % entre 2017 y 2019, como lo reporta el informe de Fintank.

RapiCredit, ante el parón mundial por el Covid-19, pudo seguir brindando soluciones de crédito y crecer 3% en comparación con 2019, para resolver las necesidades de urgencias de los clientes.

Si bien, las empresas que hacen parte del ecosistema Fintech ya estaban adquiriendo un protagonismo, hoy viene multiplicándose por su estructura y su base tecnológica que les permite desempeñarse en canales remotos y que de cualquier forma, no solo han aportado a la prevención del contagio por su modelo digital, sino que también han brindado recursos económicos a las empresas que necesitan liquidez y que son parte fundamental en la reactivación.

Los créditos más accesibles y los requisitos más flexibles apuntan a la ayuda de la recuperación de las familias y los sectores económicos del país, pues son los esfuerzos de emprendimiento, innovación y tecnología los que ahora tienen urgencia de disponibilidad para toda la sociedad. Y que, sin duda, impulsan el desarrollo de Colombia hacia la transformación digital.  

Extra colmbia