miércoles, junio 19, 2024
Internacionales

«Se hace un gran esfuerzo para ‘blanquear’ a Azov»: Periodista británico denuncia el enfoque parcial de los medios de su país

Publicado: 29 may 2022 17:23 GMT

Steve Sweeney, redactor del diario The Morning Star, volvió recientemente de la ciudad ucraniana Lvov a donde acudió para «reportar la verdad» desde el terreno.

El redactor de la sección internacional del periódico británico The Morning Star, Steve Sweeney, condenó en una entrevista con RT el enfoque parcial de los medios de su país que tratan de «blanquear» a los neonazis en Ucrania en el contexto del actual conflicto con Rusia. 

El periodista, que volvió recientemente de la ciudad de Lvov (ubicada cerca de la frontera con Polonia), señaló que fue a Ucrania para «reportar la verdad» desde el terreno, porque la cobertura que ofrecen los medios del Reino Unido ahora «es increíblemente limitada». 

«Tienes a The Times, The Telegraph, The Guardian, The BBC, Sky News, Channel 4 todos produciendo reportes idénticos desde Kiev y Lvov que no se desvían en absoluto de la línea del Gobierno, de la línea de la OTAN sobre lo que está ocurriendo», afirmó

"Saben muy bien lo que ocurrió realmente": Un voluntario francés relata cómo periodistas occidentales crearon una noticia falsa sobre militares rusos"Saben muy bien lo que ocurrió realmente": Un voluntario francés relata cómo periodistas occidentales crearon una noticia falsa sobre militares rusos

«Se está haciendo un gran esfuerzo para ‘blanquear’ [el regimiento neonazi] Azov como si no tuviera ninguna influencia en Ucrania o simplemente fueran nacionalistas malentendidos», acentuó. En este sentido, calificó un reportaje de la BBC sobre el batallón como «una clase magistral de negación del fascismo«. 

Diferencias en el trato

En cuanto a las impresiones de su viaje, Sweeney sostuvo que Lvov está «lleno de fascistas y mercenarios, e individuos en traje militar que usan las redes civiles de transporte para entrar en Ucrania» desde Polonia. En esta línea, recalcó que a los que se dirigen al país para luchar contra Rusia les dan la bienvenida «con los brazos abiertos, se les pone la alfombra roja, se les da una palmada en la espalda y se les trata como héroes».

En cambio, Sweeney fue recibido de forma completamente diferente por las autoridades, porque no llegó con el propósito de «matar a los rusos«. «Me preguntaron sobre mis asuntos en Ucrania; me dijeron que era un espía, que sería arrestado y torturado; y la indicación era posiblemente peor que esto, lo que significa que potencialmente me habrían matado», relató.

RT espanol