Papa Francisco nombra a obispo de San Diego como cardenal

SAN DIEGO, California – El obispo de San Diego, Robert McElroy, uno de los aliados ideológicos del Papa Francisco que a menudo ha discutido con los obispos estadounidenses más conservadores, fue nombrado por el Papa, este domingo, como uno de los 21 nuevos cardenales.

La diócesis de San Diego dijo que McElroy será instalado por el Papa Francisco el 27 de agosto en la Basílica de San Pedro en Roma.

Entre sus posturas notables, McElroy, de 68 años, ha sido uno de una minoría de obispos estadounidenses que critican duramente la campaña para excluir a los políticos católicos que apoyan el derecho al aborto de la Comunión.

“Traerá consecuencias tremendamente destructivas”, escribió McElroy en mayo de 2021. “La Eucaristía está siendo armada y desplegada como una herramienta en la guerra política. Esto no debe suceder”.

Al seleccionar a McElroy, Francis pasó por alto al arzobispo de San Francisco de mayor rango, Salvatore Cordileone. A principios de este mes, Cordileone dijo que ya no permitirá que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, reciba la Comunión debido a su apoyo al derecho al aborto.

McElroy, en un comunicado, dijo que estaba “atónito y profundamente sorprendido” por la noticia de su nombramiento.

“Mi oración es que en este ministerio pueda brindar un servicio adicional al Dios que me ha agraciado en tantos niveles en mi vida”, dijo. “Y rezo también para poder ayudar al Santo Padre en su renovación pastoral de la Iglesia”.

Cordileone emitió un breve comunicado en el que señaló que McElroy es nativo de San Francisco y lo felicitó por el nombramiento. La declaración no mencionó las diferencias de los dos clérigos.

El arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos que ha trabajado con McElroy durante muchos años, también felicitó y agregó que el nuevo cardenal “servirá bien a la Iglesia mundial”.

Agatha se convirtió en huracán y va en camino a Oaxaca

“Al nombrar cardenal al obispo Robert McElroy, el papa Francisco ha demostrado su cuidado pastoral por la Iglesia en los Estados Unidos”, dijo Gómez, en una declaración escrita.

McElroy recibió una licenciatura en historia de Harvard en 1975, y una maestría en historia de Stanford en 1976.

Él estudió en el Seminario St. Patrick en Menlo Park, California, y en 1985 recibió una licenciatura en teología en la Escuela Jesuita de Teología en Berkeley. Obtuvo un doctorado en teología moral en la Universidad Gregoriana de Roma al año siguiente y un doctorado en ciencias políticas en Stanford en 1989.

Fue ordenado sacerdote en 1980 y asignado a la diócesis de San Francisco, donde sirvió en una parroquia antes de convertirse en secretario personal del arzobispo John Quinn. Otras asignaciones parroquiales de California incluyeron Redwood City y San Mateo.

Se convirtió en obispo auxiliar en San Francisco en 2010. En 2015, a principios del pontificado de Francisco, fue nombrado obispo de San Diego.

En los últimos años, McElroy ha estado entre los relativamente pocos obispos de Estados Unidos que cuestionaron por qué la conferencia de obispos insistió en identificar el aborto como su prioridad “preeminente”. Ha cuestionado por qué no se le dio mayor protagonismo a temas como el racismo, la pobreza, la inmigración y el cambio climático.

“El número de muertes por aborto es más inmediato, pero el número de muertes a largo plazo por el cambio climático descontrolado es mayor y amenaza el futuro de la humanidad”, dijo en un discurso en 2020.

El año pasado, estuvo entre un pequeño grupo de obispos que firmaron una declaración expresando su apoyo a los jóvenes LGBT y denunciando el acoso que a menudo se les dirige.

La declaración de los obispos dijo que los jóvenes LGBT intentan suicidarse a tasas mucho más altas, a menudo no tienen hogar debido a las familias que los rechazan y “son el objetivo de actos violentos a tasas alarmantes”.

“Aprovechamos esta oportunidad para decirles a nuestros amigos LGBT, especialmente a los jóvenes, que los apoyamos y nos oponemos a cualquier forma de violencia, intimidación o acoso dirigido hacia ustedes”, decía. “Sobre todo, debes saber que Dios te creó, Dios te ama y Dios está de tu lado”.

Francis DeBernardo, director ejecutivo de “New Ways Ministry”, que aboga por una mayor aceptación LGBTQ en la iglesia católica, elogió el nombramiento de McElroy.

“Representa el tipo de prelado que necesita nuestra iglesia, uno que tiende la mano, no el puño, a la comunidad LGBTQ”, dijo DeBernardo. “Como elector de futuros papas, McElroy puede desempeñar un papel para asegurarse de que el próximo papado continúe con el espíritu acogedor del papa Francisco”.

La Diócesis de San Diego se extiende a lo largo de la frontera de California con México y sirve a más de 1.3 millones de católicos en los condados de San Diego e Imperial. Incluye 98 parroquias, 49 escuelas primarias y secundarias y, a través de Caridades Católicas de la Diócesis de San Diego, varias organizaciones de servicio social y apoyo familiar en toda la región.

Telemundo