Revelan identidad de oficial ligado a la muerte de Vanessa Guillén

KILLEEN, Texas – El soldado que murió por suicidio al ser hallado por autoridades que investigan la desaparición de Vanessa Guillén fue identificado como Aaron David Robinson, de 20 años, según se reveló durante una conferencia de prensa este jueves. 

Investigadores se encuentra analizando restos humanos hallados el martes cerca del río León, en el condado Bell. La familia de Guillén cree que se trata de sus restos, pero Comandante Mayor de Fort Hood, el General Scott Efflandt junto al agente especial Damon Phelps dijeron que aún no se ha confirmado y que tampoco han encontrado información que respalde la supuesta agresión sexual que la familia de Guillén asegura que la joven enfrentó en su tiempo en la base.

“No hay conexión entre el acoso sexual y la desaparición de Vanessa”, repitió Efflandt.

Robinson era uno de dos sospechosos ligados al caso de Vanessa, quien desapareció el pasado 22 de abril de su puesto en la base militar Fort Hood.

La segunda persona, expareja de un exsoldado no identificado, se encuentra bajo custodia policial y, según autoridades, no se revelará su identificada por ser una civil.

Tras el hallazgo de restos humanos en el condado Bell y el suicidio del sospechoso que se quitó la vida, Mayra Guillén, hermana de Vanessa, habló desde Washington D.C. y reclamó apoyo del Congreso para esclarecer qué pasó con la oficial.

Sobre los restos encontrados Mayra dijo que “todo apunta a que puede ser mi hermana, no estamos seguros todavía estamos esperando la confirmación pero no entiendo cómo fueron capaces de mentir desde el primer día”, aseveró al referirse a las autoridades.

Respecto al caso del hombre que se quitó la vida este miércoles en la mañana, indicó que “no entiendo cómo esa persona que se suicidó fue capaz de reírse en mi cara cuando llegué a esa base a preguntar por mi hermana para saber qué había pasado”. Las autoridades dijeron que el deceso del hombre guarda relación con la desaparición de la soldado y que hay otra persona bajo custodia.

Guillén llamó a tomar acción frente al presunto acoso sexual en la base y dijo que todos allí “son culpables” y que “deben pagar por lo que hicieron”, luego de que en dos meses no dieran respuesta. “Mi hermana no es un chiste, mi hermana es un ser humano”, recalcó para decir que su hermana se puso al servicio de todo el país y fue maltratada.

Autoridades enfatizaron que aún no se sabe a quién pertenecen los restos y que a identificación puede tomar tiempo.

La abogada de la familia, Natalie Khawam, dijo que Vanessa habló del presunto acoso sexual con miembros de su familia pero que sintió temor de reportarlo formalmente dentro de la base porque el abuso provenía de las mismas personas ante quienes tenía que notificarlo. Afirmó que el caso fue mal manejado desde el principio y que tienen la responsabilidad de no permitir que vuelva a suceder algo similar.

Citó además un ejemplo de un supuesto incidente en el que la soldado habría sido seguida hasta las duchas, en una intrusión a su privacidad.

También la representante Tulsi Gabbard, quien fue miembro de las Fuerzas Armadas, tomó la palabra para decir que entiende la situación en la que pudo haber estado Vanessa y se comprometió a impulsar una legislación que establezca mecanismos adecuados para reportar irregularidades en las cadenas de mando.

La hermana de la soldado dice que en Fort Hood desestimaron su búsqueda de respuestas ante la desaparición de la joven.

Texas EquuSearch anunció el martes que suspenderá sus labores para dar con ella hasta tanto no se confirme la identidad de las partes encontradas.

Las mismas fueron hallados cerca del Río León y la información fue confirmada por las autoridades a Telemundo Houston. “Investigadores del Ejército están en la escena junto a los Texas Rangers, el FBI, y agentes de la Oficina de Alguaciles del Condado Bell. Por ahora no hay confirmación sobre la identidad de los restos, y le pedimos al público y a los medios su comprensión mientras terminamos el proceso de identificación ya que este puede tomar mucho tiempo”, explicó a través de un comunicado, Chris Grey, portavoz de la unidad de Asuntos Públicos del Comando de Investigación Criminal del Ejército.

A raíz de la desaparición de Vanessa Guillén, soldados relatan el acoso y los abusos sexuales que habrían sufrido en el ejército y han tomado las redes sociales para denunciarlo bajo la etiqueta #IAmVanessaGuillen

Tim Miller, de TexasEquuSearch, confirmó a KPRC 2 que piensan que los restos encontrados podrían ser de Vanessa y que el equipo de búsqueda habría estado ya en la zona, donde había una especie de fosa parcialmente cubierta.

Durante otra revisión que se realizó el viernes 19 de junio, autoridades encontraron cerca de la base militar los restos humanos que luego fueron identificados como los del soldado Gregory Morales, quien también había sido reportado como desaparecido y fue visto por última vez la noche del 19 de agosto de 2019 cuando iba manejando su auto en el área.

La búsqueda oficial de Guillén se inició en hace dos meses y fue supuestamente vista por última vez el 22 de abril, a la 1:00 p.m. en su base militar, según reveló la instalación. En un cuarto de la base, se encontraron sus llaves, su monedero e identificación.