Ordenamiento monetario en Cuba es continuidad de estrategia económica

15 de enero de 2021, 0:34  La Habana, 15 ene (Prensa Latina) Cuba ejecuta hoy una transformación impuesta por el ordenamiento monetario y financiero, continuidad de las medidas aprobadas en 2020 como parte de la Estrategia Económica y Social y el enfrentamiento a la Covid-19.
De acuerdo con la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, este proceso desde su diseño tuvo en cuenta la crisis económica mundial y a la que Cuba no es ajena, ya que tiene implícita una devaluación del peso cubano y un incremento de los costos, no solo a nivel doméstico sino también a nivel macro.

Antes, por la dualidad monetaria y cambiaria, un dólar de importación era igual a un peso cubano en los resultados económicos y financieros de una empresa, ahora la relación es de 1×24, lo que eleva los precios y su continuidad en los valores de los principales productos y servicios dentro de la economía para la sociedad, recordó.

Bolaños precisó que no se pueden ver por separado las medidas aprobadas en 2020 para impulsar la economía en difíciles circunstancias, que hoy se mantienen e incluso se reiteran a partir de la situación epidemiológica actual por la pandemia.

También se aplica una reforma general de salarios para enfrentar la elevación de los precios y la eliminación de las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, lo cual eleva los costos, pero con el objetivo de incentivar el trabajo como fuente principal de los ingresos de los trabajadores y su familia, añadió.

‘Uno de los objetivos primordiales que tiene esta gran transformación en la vida económica del país es precisamente estimular el trabajo para solventar los gastos de vida y las necesidades’, afirmó.

El ordenamiento monetario transcurre junto a otras políticas que le dan un enfoque más integral porque incluye transformaciones fiscales y financieras, acotó la titular de Finanzas y Precios.

Significó que crecen precios, costos y gastos asociados, pero deben aplicarse correctamente y transformar la manera de hacer las cosas para lograr más eficiencia y productividad, en lo cual reconoció el rol de la población en la correcta implementación de las políticas de precios aprobadas.

En la formación de los precios minorista en el contexto del ordenamiento monetario no se movieron los de mayor impacto en la población, entre ellos los de los productos de la dietas médicas por enfermedades crónicas, niños con bajo peso y con déficit nutricional y embarazadas, además de los alimentos destinados a los menores (compotas, yogurt natural, leche fluida) y otros renglones de higiene y limpieza.

Tampoco incrementaron su valor los medicamentos controlados para enfermedades crónicas y tratamientos médicos de larga data.

otf/crc/cvl

Prensa Latina