Objetan a lobista de Trump como supervisor fiscal de Puerto Rico

8 de octubre de 2020, 18:1San Juan, 8 oct (Prensa Latina) La designación por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, del lobista Justin Peterson a la Junta de Supervisión Fiscal, recibió hoy el rechazo del Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda de Puerto Rico.

Tal nombramiento es claramente un descaro, dijo la organización frentista, pues Peterson tiene vínculos directos con los fondos buitres que tienen bonos de obligaciones generales, con sus nefastas implicaciones para el pueblo puertorriqueño en la reestructuraciones pendientes de la deuda.

Luis José Torres Asencio, portavoz del Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda, refirió que el cabildero y su compañía DCI han dirigido campañas muy agresivas contra el mejor interés del pueblo de Puerto Rico para lograr el pago de los bonos de sus clientes, fondos buitres, como el Grupo Ad Hoc de Fondos GO.

‘Durante el proceso de quiebra, se han opuesto a la auditoría y reestructuración de una deuda claramente insostenible e incluso a la impugnación de bonos de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), que violaron el tope constitucional’, dijo Torres Asencio.

Aseguró que sus estrategias han incluido métodos tan cuestionables e inescrupulosos como la contratación de políticos locales del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP) como cabilderos y ahora figura como donante para candidatos como la delegada de Puerto Rico ante el Congreso de Estados Unidos, Jenniffer González Colón.

El portavoz del Frente Ciudadano expuso que entre los clientes del republicano Peterson están tenedores de bonos de obligaciones generales que, precisamente, están ahora en la mesa de negociación con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para el próximo plan de ajuste de la deuda del gobierno central puertorriqueño, que incluye recortes abusivos a las pensiones.

El planificador José Rivera Santana, portavoz de la Comisión Ciudadana para la Auditoría de la Deuda, pidió no olvidar que los clientes de Peterson han sido los acreedores más agresivos pidiendo el pago del 100 por ciento de su deuda, la mayoría emitida de forma ilegal y sin tener el país ninguna capacidad en este sentido, dada su bancarrota fiscal.

‘Ahora tendrán a su cabildero como parte de la Junta; el conflicto de intereses es terrible y el nombramiento de Peterson tendrá serias implicaciones sociales para la isla, todavía en recuperación por el paso del huracán María en septiembre de 2017, los terremotos de enero pasado y ahora el Covid-19’, dijo Rivera Santana.

Dada su amplia trayectoria de lucha política y social, el activista consideró que la única salida viable para el proceso de quiebra de Puerto Rico sigue siendo la auditoría de la deuda y la cancelación de aquella emitida ilegalmente.

‘Insistir en planes de pago insostenible a los tenedores de bonos solo mantendrán a la isla en un proceso de impago eterno’, aseguró Rivera Santana, quien es copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH).

jcm/nrm

Prensa Latina