jueves, julio 18, 2024
Gaming

Nvidia cumple su palabra y deja de dar soporte a Windows 7 y Windows 8

La nueva actualización de los controladores para tarjetas de video de Nvidia finalmente dejó atrás a antiguos sistemas operativos: la versión 496.13 de los drivers GeForce Experience viene con soporte solo para Windows 10 y el nuevo Windows 11, dejando atrás a Windows 7 y Windows 8.

Estos nuevos controladores llegan optimizados para el juego Back 4 Blood, estrenado justo hoy 12 de octubre. Y cubren una larga lista de tarjetas de video, desde las más nuevas RTX 3090 hasta antiguas Geforce de serie 700; sin embargo, todas deben funcionar sobre Windows 10 (o Windows 11) para poder actualizar a la más reciente versión del driver.

Ahora bien, la situación no es sorpresiva ni repentina: el pasado mes de junio, Nvidia avisó que dejaría de dar soporte a Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1. De acuerdo a una publicación de la compañía -que fue actualizada recientemente quitando la cita a continuación-, “la mayoría de nuestros usuarios de tarjetas Geforce ya migraron a Windows 10” y por lo tanto, Nvidia se enfocará solo en el sistema operativo más nuevo para “asegurar el mejor soporte, seguridad y funcionalidad”.

Más allá de las razones que pueda tener Nvidia, lo cierto es que los datos de Steam son muy relevantes porque revelan que los jugadores que todavía están con sistemas operativos antiguos son muy pocos: apenas un 4.8 por ciento de usuarios con una cuenta en la plataforma está todavía con Windows 7, mientras que menos del 1 por ciento de personas tiene alguna versión de Windows 8. En cambio, Windows 10 es el dominador absoluto con más de un 90 por ciento de usuarios.

Por ende, y desde ese punto de vista, la movida de Nvidia parece más que correcta. De todas formas, sí habrán algunas actualizaciones para Windows 7 y Windows 8 hasta el año 2024, pero serán menos de las habituales y orientadas a detalles críticos y específicos de seguridad.

Recomendaciones del editor

Digitaltrends español