Los casos de COVID-19 en EEUU superan los 8.4 millones

MIAMI, Florida – Estados Unidos se mantiene como el país más afectado por la pandemia de coronavirus, de acuerdo al recuento independiente de NBC News.

Este jueves a las 1:50 p.m. ET se reportan 8,403,909 contagios y 223,650 muertes por coronavirus.

California se mantiene como el estado con más contagios de COVID-19 (890,259 casos, 17,193 fallecimientos). Le sigue Texas (886,072 contagios y 17,746 muertes) y Florida (768,091 infectados, 16,469 muertes).

Cinco estados ya han superado las 16,000 muertes por COVID-19 cada uno: Nueva York, Nueva Jersey, California, Texas, y Florida. Nueva York sigue siendo el estado con más decesos (495,412 contagios, 34,271 muertes), y Nueva Jersey ahora es el cuarto con más fallecimientos (227,520 casos y 16,245 fallecimientos).

Illinois, con 358,804 contagios y 9,605 fallecimientos, y Georgia, con 343,750 casos y 9,605 muertes, completan la lista de los estados más afectados por el coronavirus.

El balance provisional de fallecidos ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

Los CDC hicieron un llamado para reconocer las diferencias entre las alergias y los síntomas del COVID-19.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre EEUU habrá superado los 230,000 fallecidos por COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, Estados Unidos tiene 300,000 muertes más de las que tendría usualmente, reveló un nuevo reporte del gobierno publicado el martes 20 de octubre.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) han estado rastreando cuántas muertes se han reportado y han realizado un comparativo con los conteos de años previos. Por lo general, entre el inicio de febrero y finales de septiembre se registran alrededor de 1.9 millones de decesos. Este año, la cifra es más cercana a los 2.2 millones, lo que significa un incremento del 14,5%.

La víctima viajaba de Arizona a Texas cuando sucedió la mortal situación, según las autoridades de Dallas.

Los CDC aseguran que el coronavirus estuvo involucrado en cerca de dos terceras partes de los decesos adicionales. Funcionarios de la agencia señalan que es posible que el virus también haya sido factor en muchos otros fallecimientos. Por ejemplo, una persona con síntomas de infarto cardíaco pudo haber dudado en ir a un hospital en el que se atendía a pacientes de COVID-19.

Los ancianos de entre 75 y 84 años representan el mayor segmento de muertes adicionales, con unas 95,000. La cifra es 21,5% mayor a la de un año normal. Pero el mayor incremento relativo, 26.5%, fue en personas de entre 25 y 44 años. Los fallecimientos entre menores de 25 años se redujeron ligeramente.

Los decesos aumentaron entre distintos grupos étnicos y raciales, y el mayor incremento — 54% — fue entre los hispanoestadounidenses.

Telemundo