Coronavirus en EEUU: más de 186,000 muertes en el país

MIAMI – Estados Unidos se mantiene como el país más afectado por la pandemia de COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de NBC News este miércoles a las 2 p.m. ET.

Actualmente se reportan 6,106,854 contagios y 186,136 muertes por coronavirus.

California se mantiene como el estado con más contagios de COVID-19 (716,881 casos, 13,181 fallecimientos). Le sigue Texas (645,053 contagios y 12,998 muertes) y Florida (633,442 infectados, 11,647 muertes).

Cinco estados ya han superado las 10,000 muertes por COVID-19 cada uno: Nueva York, Nueva Jersey, California, Texas y Florida. Nueva York sigue siendo el estado con más decesos (441,535 contagios, 33,795 muertes), seguido por Nueva Jersey (195,803 casos y 15,950 fallecimientos).

Georgia, con 272,697 casos y 5,733 muertes, e Illinois, con 238,217 contagios y 8,273 fallecimientos, completan la lista de los estados más afectados por el coronavirus.

En un momento en que escuelas y negocios en todo EEUU reciben autorización para reabrir, los poblados que son sedes de universidades están volviendo al confinamiento debido a que ha habido demasiadas fiestas y demasiadas infecciones de COVID-19 entre estudiantes.

Para EE.UU., que se encuentra en pleno debate sobre el modelo sanitario con destacados políticos como el senador y exaspirante presidencial Bernie Sanders que apuestan por un sistema completamente público, la experiencia con la COVID-19 está resultando una muestra de cómo podría evolucionar el sistema en los próximos años.

El balance provisional de fallecidos ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre EEUU habrá superado los 230,000 fallecidos por COVID-19.