ICE anuncia pautas temporales para sus operaciones de deportación

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) comenzó el jueves a implementar una guía operativa interina que regirá temporalmente sus operaciones civiles de cumplimiento y expulsión de inmigración, se informó mediante un comunicado de prensa.

La guía permanecerá vigente hasta que el Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, emita nuevas pautas, se indicó.

Se espera que Mayorkas emita nuevas pautas de aplicación en menos de 90 días, después de consultar con el personal de la agencia y las partes externas interesadas.

La guía interina de ICE enfocará los recursos civiles de ejecución y remoción de inmigración de la agencia en amenazas a la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública, se agregó.

La guía define qué casos se presume que presentan tales amenazas y no requieren aprobación previa. También establece un proceso de aprobación previa para cualquier acción civil de cumplimiento de la ley de inmigración que no cumpla con los criterios de presunción.

Además, establece los requisitos de presentación de informes semanales para asegurar la coordinación y coherencia y para informar el desarrollo de las pautas finales de aplicación del secretario.

La guía operativa emitida el jueves define qué casos se presume que presentan amenazas a la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública, y qué casos no conllevan tales presunciones y, por lo tanto, requieren aprobación previa antes de continuar.

Se presume que las personas representan una amenaza si se han involucrado o son sospechosas de terrorismo o espionaje, o si su aprehensión es necesaria para proteger la seguridad nacional, se explicó.

Se informó, además, que se presume que las personas son una prioridad para el cumplimiento de la seguridad fronteriza si fueron detenidas mientras intentaban ingresar ilegalmente a los Estados Unidos en o después del 1 de noviembre de 2020, o si no estaban físicamente presentes en el país antes de esa fecha.

Y, se presume que las personas representan una amenaza para la seguridad pública si, por ejemplo, han sido declaradas culpables de un delito grave con agravantes o han participado en determinada actividad como parte de una banda delictiva o una organización delictiva transnacional y existen motivos para creer que actualmente representan una amenaza.

Según la guía, al evaluar si una persona representa una amenaza para la seguridad pública, los oficiales y agentes deben considerar la extensión, gravedad y actualidad de cualquier actividad delictiva, así como los factores atenuantes, que incluyen, entre otros, circunstancias personales y familiares, criterios de salud y atención médica, vínculos con la comunidad y evidencia de rehabilitación.

La priorización de ICE de las personas con condenas por delitos graves con agravantes es coherente con la intención del Congreso de crear esa categoría distinta de delitos, según el comunicado.

En ausencia de circunstancias apremiantes, el personal de campo de ICE deberá obtener la aprobación previa de su cadena de mando antes de perseguir casos que no cumplan con los criterios de presunción, se indicó.

La guía operativa interina del jueves requiere que el personal de ICE revise los casos de manera individualizada, de acuerdo con la ley, y fomenta la coordinación entre el personal de campo y el liderazgo de la agencia.

“La emisión de la guía provisional es un paso en el esfuerzo de la agencia de utilizar sus recursos limitados para hacer cumplir las leyes de inmigración de la nación de manera más justa y con mayor impacto”, concluye el comunicado.

Telemundo