FBI investiga supuestos correos de hijo de Biden que lo vincularían con Ucrania

El FBI está examinando si los correos electrónicos que supuestamente describen actividades de Joe Biden y su hijo Hunter y que se encuentran en una computadora portátil en un taller de reparación de Delaware están vinculados a una operación de inteligencia extranjera, dijeron a NBC News dos personas familiarizadas con el asunto.

El FBI confiscó la computadora portátil y un disco duro mediante una citación del gran jurado, la cual fue publicada más tarde por el New York Post. Sin embargo, esta entidad se ha negado a comentar sobre el asunto.

El New York Post, una publicación conservadora, ha publicado una serie de historias basadas en correos electrónicos que el periódico dijo haber obtenido del abogado del presidente Donald Trump, Rudy Giuliani. No está claro si los correos electrónicos citados por el periódico son auténticos o han sido manipulados.

La primera historia destacó lo que llamó un “correo electrónico humeante” que sugería una reunión entre el vicepresidente Biden y un representante de una empresa ucraniana que supuestamente le pagó en una oportunidad a Hunter Biden. Sin embargo, la campaña de Biden dice que no hay evidencia de que la reunión haya ocurrido.

George Mesires, abogado de Hunter Biden, dijo en un comunicado: “No tenemos idea de dónde vino esto, y ciertamente no podemos acreditar nada de lo que Rudy Giuliani proporcionó al New York Post, pero lo que sí sé con certeza es que esta supuesta reunión nunca ocurrió”.

El portavoz de la campaña de Biden, Andrew Bates, aseguró que tras una revisión a las reuniones de Biden de esa época y “no hubo ninguna reunión, como alega la publicación”.

La mosca sigue siendo protagonista del primer y único debate vicepresidencial entre Mike Pence y Kamala Harris.

Las preguntas han girado en torno a cómo la publicación obtuvo los supuestos correos electrónicos y otros materiales. El periódico dijo que fueron encontrados en una computadora portátil que se dejó en un taller de reparación de Delaware en abril de 2019 y nunca se reclamaron. Luego, el propietario del taller de reparaciones se encargó de acceder al material privado, dijo el Post.

El Post dijo que el dueño de la tienda, que ha sido identificado como Mac Isaac, llamó al FBI y también a un asociado de Giuliani. El dueño de la tienda dijo que creía que la computadora portátil estaba entre los equipos que dejó Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, porque una pegatina en la computadora portátil llevaba el nombre de la Fundación Beau Biden, una organización benéfica que lleva el nombre de su difunto hermano.

Giuliani, quien reconoció haber ayudado a sacar a la luz el material, en el pasado ha tratado de desenterrar información dañina para Biden con la ayuda de un hombre identificado por el gobierno de Estados Unidos como un oficial de inteligencia ruso.

Telemundo