España extiende ayudas a sectores afectados por la Covid-19

29 de septiembre de 2020, 11:44Madrid, 29 sep (Prensa Latina) El Gobierno de España extendió hoy hasta el 31 de enero de 2021 la financiación de los planes de desempleo temporario, implementados para contrarrestar los efectos económicos y sociales derivados de la pandemia de Covid-19.

La administración del socialdemócrata Pedro Sánchez aprobó este martes la prolongación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y la prestación extraordinaria para autónomos cuya actividad se vio mermada por la emergencia sanitaria.

Ambas prórrogas son fruto de las negociaciones que el Ejecutivo de coalición progresista mantuvo con las principales organizaciones sindicales y la patronal y con las asociaciones de trabajadores por cuenta propia, respectivamente.

Este sistema de prestaciones públicas, conocido como ERTE, se vinculó originalmente al estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo por el Gobierno en todo el país para contener la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, que finalizó el 21 de junio.

Integrado por el Partido Socialista y la alianza izquierdista Unidas Podemos, el Ejecutivo español destacó el papel de esas ayudas estatales en medio de la crisis por la Covid-19 -enfermedad causada por el letal virus- para frenar la hemorragia del mercado laboral.

La financiación de estos planes ha sido una de las principales decisiones adoptadas por el gubernamental Palacio de la Moncloa para apuntalar la economía, duramente golpeada por la emergencia sanitaria.

Además de la prórroga de los ERTE, programa que vencía mañana y está ayudando a cientos de miles de trabajadores y empresas durante la pandemia, el Consejo de Ministros amplió otras medidas incluidas en su denominado escudo social, aprobado en marzo.

Entre ellas las ayudas a los inquilinos durante la crisis, incluyendo la prohibición de los desahucios y la renovación automática de los contratos de alquiler de viviendas para evitar las subidas de precios.

Según dijo el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, el coste para las arcas públicas de los ERTE y la protección a los autónomos alcanzó los 22 mil millones de euros entre abril y septiembre.

tgj/edu

Prensa Latina