Avanzan labores de recuperación en Nicaragua tras paso de huracanes

22 de noviembre de 2020, 16:43Managua, 22 nov (Prensa Latina) Las tareas de recuperación tras el paso del poderoso huracán Iota avanzan en las regiones afectadas de Nicaragua, reseñan hoy medios de prensa.

La puesta en funcionamiento del acceso marítimo a Puerto Cabezas constituye una de las prioridades de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) para llevar suministros indispensables a la capital de la Región Autónoma del Caribe Norte, en aras de su reactivación económica.

El muelle de esa localidad, destruido dos veces por los meteoros, debe estar a plena capacidad el próximo martes para recibir el barco IV María, el cual descargará combustible y un búnker para la empresa energética Puerto Cabezas Power y Petronic.

Los poblados de Alamikanbang y Prinzapolka, enclavados en esa apartada región del noreste nicaragüense, poco a poco vuelven a la normalidad con la reconstrucción como nueva prioridad, dado el nivel de devastación que sufrió su fondo habitacional.

El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), por su parte, trabaja para restablecer al 100 por ciento la funcionalidad de todas las carreteras y caminos dañados por el fenómeno meteorológico.

Las acciones del fin de semana se centraron en las localidades de Siuna y Rosa Grande, las cuales quedaron incomunicadas temporalmente, pero de forma expedita el MTI volcó sus maquinarias para la rehabilitación de los puntos de acceso y salida.

Otro lugar que la entidad gubernamental prevé dejar listo próximamente es el paso por el Río Wawa Boom, que permitirá a rastras, camiones y unidades de transporte colectivo volver a transitar por ese territorio.

A la par que diversos organismos del Gobierno acometen las labores de recuperación, el Ministerio de Salud y el de Familia acompañan a los miles de pobladores evacuados de esas zonas devastadas, que ahora se disponen a regresar a sus hogares.

El azote con solo 13 días de diferencia de Eta e Iota de categoría cuatro y cinco, respectivamente, en la escala Saffir Simpson, constituye un suceso que marcará la historia de este país centroamericano como lo hizo el terremoto de 1972 y el huracán Mitch en 1998.

npg/rps

Prensa Latina