Angola pide más inversión en África y señala estragos por Covid-19

12 de septiembre de 2020, 0:25 Luanda, 12 sep (Prensa Latina) Angola abogó ante organismos internacionales por mayores inversiones en África durante la semana que finaliza hoy, mientras señaló los estragos coyunturales debido a la pandemia de la Covid-19.
Según informó aquí la Cancillería, la representante permanente ante la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros entes internacionales en Ginebra, Suiza, Margarida Izata, expuso el reclamo en calidad de coordinadora del grupo africano en la conferencia de la Unctad.

La Inversión Extranjera Directa (IED) constituye un elemento esencial de cara al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la transformación productiva del continente, señaló la funcionaria en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

Estimaciones globales indican que los flujos de IED hacia África caerán entre 25 y 40 por ciento en 2020 debido a la Covid-19, pero la región registra retrocesos desde mucho antes.

La tendencia a la baja significó solo en 2019 una reducción del 10 por ciento, al registrar una cifra de 45 mil millones dólares, con un impacto negativo en los recursos naturales para el sector manufacturero y de servicios, refirió la diplomática.

La cartera angoleña de Relaciones Exteriores destacó, además, el reconocimiento del grupo africano a las contribuciones analíticas y la asistencia técnica brindadas por la Unctad a los estados del área en materia de inversión para el desarrollo, incluido el seguimiento de las tendencias que permitirán la implementación de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Datos del Banco Nacional de Angola (BNA), divulgados por la agencia de prensa Angop, alertaron que el saldo de la inversión directa se contrajo aquí 60,5 por ciento, de 674,2 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2019 a 266 millones en el primer trimestre de este año.

La IED que ingresó al país durante el primer trimestre de 2020 fue mayoritariamente del sector petrolero, equivalente a alrededor del 98 por ciento del valor de la inversión bruta, distinguió el BNA.

Entre las noticias económicas también sobresalió esta semana la creación de condiciones para iniciar la construcción de una refinería en el norteño enclave de Cabinda, al concluir la remoción de minas y otros artefactos explosivos colocados allí durante la guerra.

El presidente del consejo de administración de la empresa petrolera Sonangol, Sebastião Gaspar Martins, confirmó que la instalación tendrá capacidad para procesar 60 mil barriles diarios de crudo.

Concebido en tres etapas, el montaje de la obra durará hasta 2023, con un costo superior a los 500 millones de dólares, detalló Martins, quien corroboró el propósito de abastecer al mercado interno y fomentar las exportaciones de productos refinados.

car/mjm

Prensa Latina