Acusación de violación de Ronaldo a mujer de Las Vegas podría llegar a juicio

La pelea legal de Cristiano Ronaldo con una mujer que acusa a la estrella del fútbol de violarla en su suite en un resort de Las Vegas hace más de 10 años se encamina a un juicio ante un juez federal en Nevada.

No se fijó una fecha de inmediato, pero la jueza de distrito de Estados Unidos, Jennifer Dorsey, dijo que escuchará los argumentos y decidirá si Kathryn Mayorga estaba mentalmente capacitada para firmar un acuerdo de dinero secreto en 2010 con los representantes de Ronaldo que le pagó a Mayorga $375,000.

El abogado de Ronaldo, Peter Christiansen, se negó el martes a comentar. Los abogados de Mayorga, encabezados por Leslie Mark Stovall, no respondieron de inmediato a los correos electrónicos y mensajes telefónicos sobre el fallo del juez, emitido el 30 de septiembre.

Dorsey escribió que un tribunal debería decidir si Mayorga “carecía de la capacidad mental” para firmar un acuerdo de confidencialidad con los representantes de Ronaldo y “si se llegó a algún acuerdo…entre las partes”.

No quedó claro de inmediato si Ronaldo o Mayorga tendrán que estar en el tribunal en persona cuando se celebre el juicio.

Dorsey dio a ambas partes hasta finales de noviembre para acordar un plan para un juicio en la banca. Christiansen podría apelar la orden de Dorsey ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos. Se negó a decir si lo hará.

El fallo representa un revés para los representantes legales de Ronaldo, que hasta ahora han mantenido sellados los detalles del acuerdo de 2010. Se remonta a las preguntas de un tribunal público que el juez federal Daniel Albregts dijo en febrero que pertenecían a puertas cerradas.

Los jueces de distrito de Estados Unidos pueden anular a los jueces magistrados, que manejan las presentaciones judiciales y los argumentos previos al juicio.

Ronaldo, de 35 años, vive en Portugal y es uno de los deportistas más ricos del mundo; juega en Italia para el club Juventus con sede en Turín y es capitán de la selección nacional de su país de origen.

Mayorga, de 37 años, es una exmaestra y modelo que vive en el área de Las Vegas; ella afirma en su demanda que Ronaldo o sus asociados violaron el acuerdo de confidencialidad al permitir que los informes al respecto aparezcan en publicaciones europeas en 2017. Busca recaudar al menos $200,000 más de Ronaldo.

Los abogados de Ronaldo sostienen que los informes de los medios se basaron en datos electrónicos pirateados, robados y vendidos ilegalmente por ciberdelincuentes. Dicen que creen que los documentos han sido alterados y se quejan de que la demanda de Mayorga daña la reputación de Ronaldo.

Mayorga dice que conoció a Ronaldo en un club nocturno en 2009 y fue con él y otras personas a la suite de su hotel, donde su demanda alega que él la agredió en un dormitorio; ella tenía 25 años en ese momento y él 24.

Ronaldo, a través de sus abogados, sostiene que el sexo fue consensuado. Stovall dice que Mayorga tuvo problemas de aprendizaje cuando era niña, fue presionada por los representantes de Ronaldo y carecía de la capacidad legal para firmar un acuerdo de confidencialidad.

El juez declinó, al menos por ahora, nombrar al hermano de Mayorga como tutor del caso. Dorsey también dijo que algunas disputas podrían resolverse fuera de los tribunales.

“El tribunal debe decidir si Mayorga carecía de la capacidad mental para aceptar el acuerdo de conciliación”, escribió Dorsey. Si Mayorga estaba en condiciones de celebrar el acuerdo, dijo el juez, eso la vincula a la confidencialidad y a la decisión de un árbitro a puerta cerrada sobre si el contrato era legal y válido.

Telemundo