Uber pide que sus conductores y repartidores sean considerados trabajadores esenciales para que reciban más rápido la vacuna contra el covid-19

La empresa de transporte argumenta que actualmente brinda un servicio vital a trabajadores esenciales e incentiva que otros se queden en casa y no se vean expuestos a la enfermedad.

Uber Technologies ha solicitado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) que considere trabajadores no sanitarios esenciales a sus empleados con el fin de que tengan acceso temprano a la vacuna de covid-19 luego de que sea aprobada en el país, informa la agencia Reuters.

A través de una carta al Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC, Uber —que ofrece servicios de taxi y entrega a domicilio de comida— argumenta que actualmente brinda un servicio vital a trabajadores esenciales, particularmente en las principales ciudades donde los servicios de transporte público operan con horarios reducidos, e incentiva que otros se queden en casa y no se vean expuestos a la enfermedad al salir a por comida.

"La vacunación está por iniciar en diciembre": México suscribe acuerdo con Pfizer para adquirir 34,4 millones de vacunas contra el covid-19"La vacunación está por iniciar en diciembre": México suscribe acuerdo con Pfizer para adquirir 34,4 millones de vacunas contra el covid-19

“El acceso temprano a una vacuna ayudaría a los conductores y a los repartidores a seguir desempeñando su papel fundamental y, al mismo tiempo, reduciría el riesgo de contraer o posiblemente transmitir el virus de forma inadvertida”, destaca la misiva, firmada por Danielle Burr, jefa de Asuntos Federales de Uber.

Uber no ha sido la única empresa que ha pedido prioridad para sus trabajadores en la distribución temprana de vacunas. Varios grupos industriales, incluidos los de producción de alimentos, agricultura, bienes de consumo y camiones, buscan lo mismo. Al respecto, el Comité Asesor de los CDC está redactando recomendaciones sobre a quién se debe priorizar para la distribución y este martes reiteró que el personal de atención médica y los residentes de los centros de cuidado a largo plazo deben recibir la vacuna primero

Los funcionarios del Gobierno estadounidense han asegurado que hasta 20 millones de personas podrían ser vacunadas para fines de 2020, pero que la mayoría no obtendría acceso a la inoculación hasta mediados de 2021.

RT espanol