Solicita Suiza investigar transferencias financieras de Líbano

20 de enero de 2021, 4:55Beirut, 20 ene (Prensa Latina) La ministra interina de Justicia de Líbano, Marie-Claude Najm, remitió hoy una solicitud de las autoridades judiciales de Suiza para investigar transferencias financieras del gobernador del Banco Central, Riad Salameh.

Najm presentó esa demanda al Ministerio Público para que adopte las medidas pertinentes.

Por su lado, Salameh emitió un comunicado para aclarar que Líbano cumple con las leyes internacionales y locales y coopera con todos los interesados.

El sitio digital Naharnet precisó que la Fiscalía General del país europeo solicitó asistencia legal a su par libanes para una pesquisa sobre posible lavado de dinero y malversación de fondos.

La investigación comenzó a pedido del gobierno libanés para aclarar el destino de miles de millones de dólares que salieron del país después de un bloqueo de los bancos para transferir dinero al exterior.

Líbano enfrenta una crisis financiera paralizante acelerada desde el año pasado cuando las instituciones prestamistas impusieron restricciones a las divisas, limitaron sus retiros y prohibieron transferencias.

De tal manera que el valor de la libra libanesa cayó a más de 80 por ciento respecto al dólar estadounidense al cual estaba atada la economía de este país desde 1997 y causó una escasez sin precedentes de monedas extranjeras.

Con ese motivo, el Gobierno incumplió con el pago de sus deudas externas e inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para solicitar un paquete de rescate de unos 10 mil millones de dólares.

En medio de ese caos, surgieron rumores sobre remisiones de capital hacia el exterior por funcionarios.

El primer ministro interino de Líbano, Hassan Diab, responsabilizó a Salameh por el desplome de la moneda y lo acusó de seguir políticas poco ortodoxas que llevaron a la libra libanesa a una espiral descendente frente al dólar.

Beirut contrató los servicios de la consultora estadounidense Álvarez y Marsal para una auditoría forense del Banco Central, pero esa investigación quedó trunca por la no entrega de información bajo el pretexto del secreto bancario.

Salameh es el gobernador de la principal institución bancaria de Líbano desde 1993 y tal vez el culpable de la actual situación de deterioro económico y social del país, mientras alega total inocencia y que es víctima de una campaña sistemática para desprestigiarlo.

mem/arc

Prensa Latina