Sally, ahora depresión tropical, sigue causando lluvias torrenciales sobre Alabama y Georgia

PENSACOLA, Florida – El ciclón Sally, que tocó tierra la madrugada de este miércoles en las costas del Golfo de México como un huracán categoría 2, se debilitó a depresión tropical este miércoles, pero sigue castigando partes de Alabama y Georgia.

De acuerdo al boletín de este miércoles a las 11:00 p.m., hora del este, del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), Sally se encontraba a 30 millas al sur-sureste de Montgomery, Alabama.

El sistema redujo sus vientos máximos sostenidos a 35 millas por hora, y se movía en dirección noreste a una velocidad de traslación de nueve millas por hora.

Se espera que Sally aumente su velocidad de traslación a partir del jueves y viernes. El sistema pasaría sobre la parte oeste de Florida en dirección noreste hasta Georgia y Carolina de Sur.

Las imágenes muestran los estragos causados por la tormenta en partes de Pensacola y Perdido Key, Florida.

Sally dejaría este miércoles de 8 a 12 pulgadas de lluvia en partes de Alabama y Florida. En total, la tormenta dejaría entre 10 a 35 pulgadas de lluvia para estos estados.

Otras tormentas se han formado en el Atlántico, incluyendo a Paulette, Teddy, y Vicky.

LA DEVASTACIÓN CAUSADA POR LA TORMENTA

Los cortes del suministro eléctrico se iniciaron antes del impacto y, según el portal PowerOutage.com, hay más de 217,000 clientes en Florida, más de 275,000 en Alabama y unos 9,700 en Mississippi afectados.

El huracán tocó tierra este lunes en Bermudas con fuerza de categoría 2. Al menos 23,000 personas perdieron el servicio eléctrico debido a los fuertes vientos.

Se declaró un toque de queda en la localidad costera de Gulf Shore, en Alabama, debido a las peligrosas condiciones.

En el condado de Escambia, en la franja noreste de Florida, el subjefe de la policía Chip Simmons prometió mantener a los agentes en la calle todo el tiempo que fuera físicamente posible. El condado incluye a Pensacola, una de las ciudades más grandes de la costa estadounidense del Golfo de México.

“La policía estará allí hasta que ya no podamos estar con seguridad, y sólo entonces retiraremos a nuestros agentes”, dijo Simmons en una sesión informativa sobre la tormenta el martes por la noche.

Estos fenómenos climáticos arrasan con todo a su paso y aquí te explicamos cómo se forman.

El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, instó a la gente en el sur de su estado a preparase para inundaciones repentinas.

Tras provocar lluvias en la costa el miércoles, se esperaba que Sally llevara intensos aguaceros a zonas de Mississippi, Alabama, Georgia y las carolinas esta semana.

Telemundo