Restos humanos hallados cerca de base militar son de joven soldado desaparecido

Los restos humanos hallados el viernes en un campo en Killeen, Texas, a millas de la base militar de Fort Hood, pertenecen al soldado Gregory Morales, quien estaba desaparecido desde hace 10 meses, confirmó el Comando de Investigación Criminal del Ejército de EEUU.

Los restos fueron descubiertos en la cuadra 3200 de Florence Road gracias a una información anónima. El cuerpo fue identificado usando los registros dentales.

La confirmación oficial se da un día después que la madre de Gregory Morales, Kim Wedel, aseguró a varios medios locales que los restos hallados son de su hijo.

“Quiero agradecer a quien dio la información. Tenemos finalmente cierre y puedo limpiar su nombre”, dijo la madre a KCEN.

En un comunicado, las autoridades indicaron que se sospecha que Morales murió en un acto sospechoso por lo que se ha iniciado una investigación y se realizará una autopsia.

Se ha ofrecido una recompensa de hasta $25,000 a quien ofrezca información creíble sobre su muerte.

Una información anónima habría llevado al macabro descubrimiento.

Morales, de 24 años, fue visto por última vez la noche del 19 de agosto de 2019 cuando iba manejando su auto en el área y al día siguiente, tuvo un contacto verbal con alguien.

El joven estaba en proceso de darse da baja de la Armada en unos días cuando desapareció.

Las autoridades también investigan la desapareción de la soldado Vanessa Guillén desde hace dos meses en la base militar de Fort Hood.

Tras conocerse el hallazgo de los restos, Mayra Guillén, la hermana de Guillén, dijo en sus redes sociales que no se tratarían de su familiar. “Gracias a dios que no es mi hermana”, escribió en Twitter.

“Ella es el amor de mi vida”, dijo a Noticias Telemundo la madre de la joven soldado que desapareció hace casi dos meses en Texas.