Real Madrid mete miedo y Koeman se juega la vida hoy

23 de septiembre de 2021, 4:29
Por Fausto Triana

Madrid, 23 sep (Prensa Latina) El fútbol es el deporte de las grandilocuencias y ya hoy se verán dos titulares infaltables en la LaLiga de España, el Real Madrid mete miedo y Ronald Koeman se juega la vida.

Ni una cosa ni la otra, en realidad, porque LaLiga apenas está comenzando y en el caso de Koeman, el holandés entrenador del alicaído Barcelona FC, permanece en una crisis de la cual no es el único responsable.

Los merengues ahora dirigidos por el italiano Carlo Ancelotti vencieron por rotunda goleada 6-1 al RC Mallorca, con un estreno de titular de Marcos Asensio (hat trick) y dos dianas con dos asistencias del francés Karim Benzema.

En esta ocasión no fue la noche del brasileño Vinicius Junior, pero si del mallorquín, mientras Benzema consolidaba el mejor arranque de temporada de su carrera: ocho goles y siete asistencias en seis partidos.

Pese a haber perdido a sus dos centrales, Sergio Ramos, el capitán de muchas batallas, y otro galo, Raphael Varane, la escuadra madrileña se ha convertido de la noche a la mañana en una maquinaria ofensiva.

Muchos se preguntan si el otrora técnico, también francés, Zinedine Zidane, se hizo muy defensivo con el paso del tiempo y ahora Ancelotti ha logrado encontrar claves goleadoras. Pero en verdad, el certamen apenas empieza.

Una lógica que no aplica para los catalanes, frustrados y ansiosos a la vez. La pérdida del argentino Lionel Messi por no renovación de contrato, y la salida inesperada del francés Antoine Griezmann, parecieron darle la estocada final al club.

Cierto que los azulgranas aun con toda su escudería venían arrastrando problemas de resultados, fallidos en especial en la Champions League. Y saltaron cabezas de técnicos como Valverde, Setién hasta llegar a Koeman.

El holandés tuvo algunos movimientos interesantes en la pasada temporada y de hecho, en LaLiga luchó hasta última hora por el cetro. Sin embargo, no avanzó a las instancias superiores en la liza de Campeones de Europa.

Calentando los motores de la temporada y sin el favor del presidente del equipo, Joan Laporta, Koeman vio la casa ardiendo con el 0-3 ante el Bayern de Munich. Y peor aún, empató 1-1 in extremis frente al Granada.

Esta noche será objeto de todas las miradas de seguidores del Barza, en su compromiso contra el Cádiz, a primera vista un seleccionado llevadero que en tiempos normales no sería un gran problema.

En todo caso, aunque con cierto grado de injusticia por ser la cara visible de los problemas financieros del Barcelona, Koeman apretará los dedos para conseguir una victoria y mantenerse con vida, por el momento.

rgh/ft

Prensa Latina