Parlamento Europeo evalúa recurrir a La Haya para salvar la Amazonia

4 de septiembre de 2020, 0:34Brasilia, 4 sep (Prensa Latina) El Parlamento Europeo evalúa utilizar el Tribunal Penal Internacional, con sede en Países Bajos, contra el Gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil por crímenes contra la humanidad ante la falta hoy de protección de la Amazonia.

Según el periodista Jamil Chade, columnista del portal de noticias UOL, tal valoración forma parte de un documento elaborado por la Dirección General de Política Exterior de esa institución, en el que se señala que lo que ocurre en Brasil podría calificarse de ‘crimen contra la humanidad’.

Los informes de análisis sirven para subvencionar la labor de los parlamentarios y orientar sobre las posibles medidas que deben adoptarse, señala Chade.

En 2019, con los incendios que se apoderaron del noroeste en el gigante suramericano, el tema de la Amazonia comenzó a ser discutido en la comunidad internacional, especialmente en Francia. Desde entonces afloró una enemistad entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y el mandatario ultraderechista brasileño.

En su artículo, el periodista indica que el análisis específico sobre la Amazonia fue solicitado por el Subcomité de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

Precisa que miembros de esa junta, bajo la condición de anonimato, detallaron que no se trata de una propuesta concreta ni una decisión. Pero el hecho de la idea estar en el documento oficial de examen revela que la opción no se descarta.

Chade insiste en que existen denuncias contra el Gobierno de Bolsonaro en la corte internacional, pero esta es la primera que podría venir de un actor extranjero.

La Haya recibe más de 700 denuncias al año contra diferentes gobiernos y solo una pequeña fracción de esos casos se convierte en una apertura oficial de investigación. Un número aún menor termina en una denuncia legal.

En el caso concreto de Brasil, el análisis parlamentario apunta que ‘el actual gobierno (Bolsonaro) amenaza potencialmente la vida de los habitantes indígenas, en particular los que se encuentran en aislamiento voluntario o sin contacto’.

Alerta que las coacciones y la violencia contra los pueblos nativos y ‘los defensores del medio ambiente aumentan, y el asesinato de activistas que se oponen a estos acontecimientos y tratan de proteger el bosque alcanzó un nivel sin precedentes’.

Las críticas a la administración de Bolsonaro se multiplican asimismo por la deforestación, los incendios y la nefasta política a favor de la agroindustria en la mayor selva tropical del planeta.

mem/ocs

Prensa Latina