Operaciones de campo del Censo terminan el 15 de octubre

La Corte Suprema dictaminó el martes que la administración Trump puede poner fin a las operaciones de campo del censo antes de tiempo, en un golpe a los esfuerzos por garantizar que las minorías y las comunidades difíciles de enumerar se cuenten adecuadamente en el recuento crucial de una vez por década.

La decisión no fue una pérdida total para los demandantes en una demanda que impugna la decisión de la administración de poner fin al recuento antes de tiempo. Se las arreglaron para contar con casi dos semanas adicionales a medida que el caso avanzaba en los tribunales.

Sin embargo, el fallo aumentó las posibilidades de que la administración Trump retuviera el control del proceso que decide cuántos escaños en el Congreso obtiene cada estado y, por extensión, cuánto poder de voto tiene cada estado.

El fallo de los jueces de la Corte Suprema se produjo cuando la asociación de estadísticos más grande del país, e incluso los propios encargados del censo y socios de la Oficina del Censo de los EEUU, han planteado preguntas sobre la calidad de los datos que se recopilan, números que se utilizan para determinar cuántos fondos federales y cuántos escaños en el Congreso se asignan a los estados.

Después de la decisión de la Corte Suprema, la Oficina del Censo dijo que las operaciones de campo terminarían el jueves.

La Oficina del Censo anunció este martes que ya ha contado a los residentes en el 99.9% de las viviendas en Estados Unidos, por lo que el trabajo está prácticamente completo.

La respuesta automática por Internet estará disponible en todo el país hasta el 15 de octubre de 2020 hasta las 11:59 p.m. Visite 2020Census.gov para responder hoy.

La respuesta telefónica estará disponible para el horario programado regularmente el 15 de octubre de 2020. Haga clic aquí para ver el horario y una lista de números.

Puntos claves para llenar el formulario del censo. Luis Alejandro Medina reporta.

En cuestión estaba una solicitud de la administración Trump de que la Corte Suprema suspenda la orden de un tribunal inferior que extiende el censo de 2020 hasta fines de octubre, luego de las demoras causadas por la pandemia. La administración Trump argumentó que el recuento de personas debía terminar de inmediato para que la oficina tuviera tiempo de cumplir con la fecha límite de fin de año. El Congreso requiere que la oficina entregue antes del 31 de diciembre las cifras utilizadas para decidir los escaños en el Congreso de los estados, un proceso conocido como prorrateo.

Al ceñirse a la fecha límite, la administración Trump terminaría controlando los números utilizados para la distribución, sin importar quién gane las elecciones presidenciales del próximo mes.

En un comunicado, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó la decisión de la Corte Suprema de “lamentable y decepcionante” y dijo que las acciones de la administración “amenazan con excluir política y financieramente a muchas de las comunidades más vulnerables de Estados Unidos de nuestra democracia”.

La jueza asociada Sonia Sotomayor discrepó de la decisión del tribunal superior y dijo que “los demandados sufrirán un daño sustancial si se permite que la Oficina sacrifique la precisión por la conveniencia”.

Telemundo