Mujer acusada de decapitar y acuchillar más de 80 veces a su madre se declara inocente y afirma que actuó en defensa propia

El fiscal, Tony McCarthy, detalló que Jessica Camilleri llamó a emergencias tras el incidente y comunicó que había matado a su propia madre: “Solo seguí apuñalándola, apuñalándola y apuñalándola, le corté la cabeza”.

Un tribunal australiano comenzó a examinar este martes el caso de una residente de la ciudad de Sídney, acusada de acuchillar a su madre más de 80 veces y luego decapitarla, informa ABC News.

Jessica Camilleri, de 27 años, se declaró inocente ante la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur del asesinato de Rita Camilleri, de 57 años, en julio de 2019. 

El fiscal de la Corona, Tony McCarthy, detalló que, la noche del ataque, la mujer llamó a emergencias y afirmó que estaba actuando en defensa propia. La acusada explicó que su madre la había agarrado del pelo en su casa y la había arrastrado a la cocina, donde había intentado apuñalarla. 

“Escucharán a la acusada decir: ‘Solo seguí apuñalándola, apuñalándola y apuñalándola, le corté la cabeza'”, declaró McCarthy al jurado y agregó que se utilizaron múltiples cuchillos durante el incidente y que varios se habían roto.

Según McCarthy, cuando la Policía llegó al lugar del crimen, la sospechosa estaba en la calle cubierta de sangre y sosteniendo una botella de agua. “Inmediatamente les informó que había matado a su madre y les señaló que la cabeza estaba en un sendero”, señaló y añadió: “La acusada dijo que quería darle a la fallecida su propia medicina”. 

El cuerpo de Rita Camilleri fue hallado en la cocina, mientras que la cabeza decapitada fue encontrada cerca de la vivienda de un vecino. 

En un interrogatorio con la Policía, la mujer señaló que probablemente apuñaló a su madre “85 u 88 veces, o más“, recogen medios locales.

Condenan en Australia a un joven que mató a su compañera de piso y que se delató al hacer una búsqueda en GoogleCondenan en Australia a un joven que mató a su compañera de piso y que se delató al hacer una búsqueda en Google

Por su parte, el abogado de la acusada, Nathan Steel, aseguró que la joven sufrió “una acumulación de factores estresantes”, ya que tiene una serie de enfermedades mentales, como dislexia, un trastorno por déficit de atención e hiperactividad, una discapacidad intelectual “de leve a moderada” y un trastorno del espectro autista. “Debido a los efectos de sus condiciones mentales, tenía una incapacidad en el momento de los hechos”, afirmó el letrado.

Mientras, la hermana de la acusada, Kristy Torrisi, reveló que Jessica se enojaba regularmente con su madre, incluso cuando le confiscaban las películas de terror que ella solía ver. “Le gustaban las películas de terror donde había asesinatos”, declaró. 

También recordó que su hermana había pasado años haciendo llamadas telefónicas de broma a desconocidos y amenazándoles. Agregó que la joven había atacado anteriormente a una tía y a su suegra, arrancándoles el pelo.

Se espera que el juicio dure cinco días.

RT espanol