domingo, abril 21, 2024
ECONOMÍA

Mejora situación en sur de Serbia, pero se mantiene emergencia

Mejora situación en sur de Serbia, pero se mantiene emergenciaBelgrado, 12 ene (Prensa Latina) Si bien las aguas retornan a su cauce en la mayoría de los ríos del sur de Serbia, el estado de emergencia se mantiene en varias municipalidades en las que perduran las inundaciones y falta la electricidad.
Fuerzas combinadas del Ministerio del Interior, el Sector para Situaciones de Emergencia y equipos especiales del Cuerpo de Bomberos continúan prestando ayuda a la población de decenas de localidades urbanas y rurales tanto en tareas de evacuación y salvamento como de suministro de alimentos básicos.

Unas 11 mil viviendas permanecen sin electricidad no obstante los esfuerzos de los empleados de las redes de distribución del fluido, cuya tarea se hizo más lenta por las intensas lluvias de ayer y la obstrucción de caminos y carreteras.

También se incorporaron unidades del Ejército de Serbia en la prestación de ayuda y el ministro de Defensa, Nebojsa Stefanovic, se trasladó a la región del sudeste cercana a la frontera con Bulgaria y Macedonia del Norte para supervisar las acciones.

Medios de prensa locales informan sobre varios diques destruidos por el rápido incremento del nivel de las aguas, la interrupción de los servicios de acueducto ante posible contaminación y la pérdida de sembrados, animales domésticos, así como daños a la propiedad en muchas viviendas inundadas.

Los evacuados suman centenares como consecuencia de las fuertes lluvias y espesas nevadas en toda esa región, que aislaron muchos poblados y aldeas.

Desde la provincia de Kosovo, que proclamó la independencia unilateral en 2008, se conoció que los daños son cuantiosos por las riadas, sobre todo en las zonas rurales.

Aunque las lluvias amainaron, los pronósticos de descenso de la temperatura y posibles intensas nevadas vaticinan nuevas dificultades en los territorios afectados, aunque las autoridades locales sostienen que la situación está bajo control dentro de su complejidad.

ga/rmh

Prensa Latina