miércoles, abril 17, 2024
Gaming

Las 5 máquinas de pinball de autos más geniales de la historia

Las máquinas de pinball han sido una forma icónica de entretenimiento durante décadas, y cuando se combinan con distintas temáticas, la diversión se multiplica. Una de las más populares es la de autos, que incluye modelos emblemáticos como el Corvette y el Mustang. Y a lo largo de los años, se han creado numerosas máquinas de pinball con esta fascinante temática, pero algunas destacan por encima del resto. Por eso, en este artículo, te presentamos las 5 máquinas de pinball con temática de autos más geniales jamás fabricadas.

Grand Prix (1976)

Grand Prix Pinball Machine ~ 1976 Williams

Lanzado en 1976, Grand Prix de Williams fue lanzado justo a tiempo para aprovechar el auge que siguió al final de la prohibición del pinball. Curiosamente, estos eran ilegales en gran parte de los Estados Unidos desde principios de la década de 1940 hasta 1976.

En cuanto al diseño de Grand Prix, es bastante poco notable. De hecho, es casi una copia exacta de otro pinball de Williams, Liberty Bell, que fue lanzada solo un mes antes. A pesar de esto, Grand Prix logró vender tres veces más unidades, es decir, más de 10 mil de estos pinballs en todo el mundo.

Parte de su éxito se debió a la impresionante estética. El tablero de fondo del juego mostraba una serie de autos con ruedas grandes y alas pequeñas corriendo por el puerto de Monte Carlo, con un Mónaco estilizado que se alzaba detrás. El campo de juego en sí también era brillante y colorido, con autos que se cruzaban y banderas a cuadros demasiado llamativas para ser en blanco y negro.

Aunque la jugabilidad de Grand Prix pueda parecer simplista según los estándares actuales, sigue siendo un perfecto homenaje a la edad de oro de la Fórmula Uno, producido justo en la edad de oro del pinball.

The Getaway: High Speed II (1992)

Getaway High Speed 2 Pinball – Gameplay

En los primeros años de la década de 1990, un pinball destacó por encima de los demás: The Getaway. Ambientada en el mundo de los autos deportivos y la policía y centrada en una persecución automovilística de alta velocidad, esta secuela de High Speed, conservaba fuertes reminiscencias del diseño original en su campo de juego, con autopistas serpenteando entre árboles y un semáforo.

Sin embargo, lo que realmente la destacaba era un nuevo y atractivo elemento: el icónico “Supercharger”, el cual se convirtió en el centro de atención. Al disparar por la rampa izquierda en el momento preciso, la bola entraba en un bucle de metal cepillado, girando bajo un supercargador estilizado de plástico adornado con tres luces rojas. A medida que la bola ganaba velocidad y energía cinética, era lanzada de nuevo al campo de juego. Curiosamente, este Supercharger estaba compuesto por tres electroimanes en secuencia, que actuaban sobre la bola y la aceleraban, funcionando de manera similar a un riel de cañón no letal.

El éxito de The Getaway fue innegable. La compañía que lo desarrolló, Williams, logró vender 13,259 de estos pinball, posicionándola en el número 26 en la lista de IPDB y en el número 68 en el Top 100 de Pinside. Su combinación de diseño innovador y mecánica emocionante la convirtieron en una pieza icónica en la historia del pinball.

Corvette (1994)

Covette Pinball Review and Gameplay – 8.6

Cuando surgieron los arcades alimentados por computadora, con títulos como Space Invaders (1978) y Pac-Man (1980), la supremacía del pinball comenzó a decaer. Sin embargo, estos encontraron un nuevo impulso en 1988, cuando WMS Industries adquirió Bally/Midway. Posteriormente, en 1994 presentó al mundo una verdadera joya: el pinball de estado sólido Corvette.

Diseñado para transportar a los jugadores a través de la historia de uno de los automóviles más icónicos de Estados Unidos, este pinball ofrecía una experiencia inigualable. Con su atractiva estética y su ingeniosa mecánica, el Corvette era mucho más que un simple juego: un viaje a través del tiempo y la cultura automovilística.

Esta máquina de pinball, basada en el icónico automóvil deportivo Chevrolet Corvette, ofrecía una experiencia emocionante llena de luces parpadeantes y efectos de sonido estruendosos. Equipada con tres flippers, dos rampas y una emocionante pista de lanzamiento en forma de circuito, desafiaba a los jugadores a dominar su habilidad y destreza. Y si lograban hacer que la bola ingresara en la toma de aire del motor V8, conseguían un premio increíble. Pero lo que realmente hacía que esta mesa fuera única era su pista de arrastre estilo Hot Wheels. Mientras los jugadores se sumergían en la acción del pinball, dos Corvettes en miniatura competían ferozmente por la victoria en un emocionante duelo de velocidad.

Indianapolis 500 (1995)

Indianapolis 500 Pinball Machine Review and Gameplay – 8.5 – Bally Pinball

Basada en la famosa carrera de automóviles del mismo nombre, Indianápolis 500 de Bally sigue causando sensación en el mundo del pinball, y no es difícil entender por qué. Con su sólido puesto 78 de la lista de IPDB y el 83 en el Top 100 de Pinside, este pinball está demostrando su genialidad y su capacidad para emocionar a los jugadores. Equipado con tres flippers y tres bumpers pop, así como un motor de turbina que lanza bolas adicionales, un lanzador automático y un juego de pantalla digital de matriz de puntos (DMD), ofrece una experiencia de juego emocionante y envolvente.

Pero eso no es todo: incluye un auto Indy girando en la esquina superior derecha, sacudiendo toda la mesa, y una réplica a gran escala de un auto Indy en el lado izquierdo, esperando pacientemente a que los jugadores se unan a él en la línea de meta. Con las voces de los legendarios locutores de carreras como Paul Page, Bobby Unser y Tom Carnegie, combinadas con los rugidos de los potentes motores de los autos Indy mientras corren alrededor del Brickyard, la inmersión en la experiencia es total.

Además, las imágenes del Indianapolis Speedway, incluida la icónica Copa Borg-Warner, decoran el campo de juego, sumando aún más al ambiente de la carrera. El objetivo es avanzar en la posición y completar tantas vueltas alrededor de la pista como sea posible, desafíando a los jugadores a correr por las cuatro rampas en 20 segundos para ganar 10 millones de puntos.

Mustang Pro (2014)

How to play Mustang Pro Pinball

En 2014, Stern Pinball lanzó no una, sino tres máquinas de pinball temáticas de Mustang, que, al igual que el pinball Corvette, celebraban otro clásico automóvil estadounidense: el legendario Ford Mustang de 1964.

Dos de estas máquinas fueron diseñadas como modelos “pro”, destinadas a los entornos de los arcades, mientras que la tercera, una “edición premium” de gama alta, se centró en los legendarios modelos automovilísticos Bosses del Mustang, incluyendo el imponente Boss 429, entre otros. Todas ellas presentaban una estética que destacaban los 50 años de legado del Mustang, combinando la nostalgia de los flippers clásicos con lo último en tecnología, lo que permitía a los jugadores no solo disfrutar del juego, sino también coleccionar piezas para personalizar sus propios vehículos y competir entre sí.

Estos pinballs de estado sólido contaban con el avanzado microprocesador Stern S.A.M. Board System, que impulsaba una pantalla de video y efectos de sonido auténticos del Mustang, insertando a los jugadores en una experiencia inmersiva. Con una variedad de puntos de impacto y objetivos estratégicos, incluyendo la simulación de cambio de velocidad al golpear blancos específicos, así como una rampa dinámica que agregaba un nuevo desafío, cada partida era una aventura emocionante y llena de adrenalina. Además, un detalle notable fue la inclusión de un auto de juguete Mustang a escala 1/24 sobre el objetivo “GEARS”, agregando un toque de autenticidad al juego.

Recomendaciones del editor

Digitaltrends español