La Casa Blanca ofrece a los republicanos un plan de infraestructura de menor presupuesto

La Casa Blanca presentó el viernes a los republicanos una contraoferta de $1.7 billones para su plan de infraestructura, abandonando la amplia propuesta del presidente Joe Biden de $2.3 billones “con el espíritu de encontrar un terreno común”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, reveló la nueva oferta, ya que las conversaciones aún estaban en curso entre secretarios clave del gabinete y senadores republicanos en una etapa crucial hacia un acuerdo.

El escepticismo había aumentado en medio de quejas sobre la falta de un movimiento significativo en las ofertas iniciales. Los republicanos habían ofrecido un plan de $568 mil millones.

“Esta propuesta muestra una voluntad de reducir el tamaño” del plan, dijo en la rueda de prensa.

Según un memorando obtenido por The Associated Press, el gobierno está recortando más de $550 mil millones de la oferta inicial del presidente.

Pero el memorando deja claro que Biden no está interesado en la idea de los republicanos de que los consumidores paguen las nuevas inversiones a través de peajes, impuestos a la gasolina u otras tarifas. En cambio, el gobierno se apega a su propuesta de aumentar el impuesto corporativo para pagar la nueva inversión, lo cual no es del agrado de los republicanos.

“Nuestro enfoque debe garantizar que las corporaciones estén pagando su parte justa”, decía el memorando de los negociadores del gobierno a los senadores republicanos.

Telemundo