Isaías se fortalece levemente mientras avanza cerca de la costa de Florida

MIAMI – Tras haber tocado tierra el sábado en Bahamas como huracán de categoría 1, Isaías sigue avanzando como tormenta tropical cerca de la costa este de Florida, donde dejaría hasta 4 pulgadas de lluvia antes de seguir hacia otros estados al noreste del país.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) pronostica que el ciclón no volvería a convertirse en huracán.

Según el boletín de las 8:00 p.m. (hora del este) del domingo, Isaías tenía vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora, un level aumento en comparación al principio del día, y se movía en dirección norte-noroeste a 9 millas por hora.

El ciclón se encontraba a 55 millas al este-sureste de Cabo Cañaveral, en Florida, y a 385 millas de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

Sigue en vigencia el aviso de tormenta tropical hacia el norte de Ocracoke Inlet, en Carolina del Norte. Una vigilancia de tormenta tropical también se extendió hacia el norte de Watch Hill (Rhode Island), incluyendo Chesapeake Bay, el río Tidal Potomac, la bahía de Delaware, Long Island y Long Island Sound.

Mientras tanto un aviso de marejada ciclónica está en efecto desde Edisto Beach, en Carolina del Sur, hasta Cape Fear, en Carolina del Norte. También se emitió una vigilancia de marejada ciclónica desde Cape Fear, hasta Duck North, Carolina del Norte, incluyendo Pamlico y Albemarle Sounds.

Una vigilancia de huracán entró en vigencia desde el río South Santee (Carolina del Norte) hasta Surf City (Carolina del Norte).

Se emitió además una vigilancia de tormenta tropical para la costa de Carolina del Norte, desde Surf City a Duck e incluyendo a Pamlico y Albermarle Sound.

Se descontinuó la vigilancia de marejada ciclónica en Florida, desde Jupiter Inlet a Ponte Vedra Beach; pero sigue vigente desde Edisto Beach (Carolina del Sur) hasta Cape Fear (Carolina del Norte), los avisos de tormenta tropical al sur del parque estatal de San Sebastián Inlet.

Varios ciudadanos narran los terribles momentos que vivieron durante el paso del ciclón tropical.

Los expertos del NHC indican que Isaías se seguirá moviendo en dirección norte-noroeste hacia la mañana del lunes, cuando haga un giro al norte y norter-noreste y aumente su velocidad de traslación.

Se pronostica que el ojo del ciclón pase cerca de la costa este de Florida durante el domingo y que durante el lunes y martes, se mueva rápidamente del borde de la costa de Georgia hasta estados al noreste del país.

Preparativos en Estados Unidos

El presidente Donald Trump aprobó el sábado una declaración de emergencia para varios condados de la parte este de Florida ante la llegada del huracán Isaías, según anunció el gobernador Ron DeSantis, quien pidió a los floridanos estar preparados y vigilantes.

Aunque “el ojo de la tormenta se quede fuera de la costa, tendremos impactos”, adelantó el gobernador sobre la aproximación de Isaías.

Las autoridades de Florida cerraron playas, parques y sitios de prueba de virus. El gobernador dijo que el estado anticipa cortes de energía y pidió a los residentes que tengan a mano el suministro de agua, alimentos y medicamentos para una semana.

Estos fenómenos climáticos arrasan con todo a su paso y aquí te explicamos cómo se forman.

Los funcionarios lucharon sobre cómo preparar refugios donde las personas puedan buscar refugio de la tormenta si es necesario, al tiempo que se distancia socialmente para evitar la propagación del virus.

En el condado de Palm Beach, alrededor de 150 personas se encontraban en refugios, dijo la portavoz de gestión de emergencias Lisa De La Rionda. El condado tiene una orden de evacuación voluntaria para quienes viven en casas móviles o prefabricadas, o para aquellos que sienten que su hogar no puede soportar los vientos.

“No anticipamos muchas más evacuaciones”, dijo, y agregó que los evacuados están físicamente distantes entre sí y llevan máscaras, debido a la pandemia de coronavirus.

Isaias está acumulando otra carga para las comunidades que ya han sido golpeadas por otras tormentas y enfermedades.

Las autoridades de Carolina del Norte ordenaron el desalojo, a partir de la tarde del sábado, de la Isla Oracoke, que el año pasado fue golpeada por el huracán Dorian.

Destrozos en el Caribe

Isaías deja fuertes lluvias a su paso por los últimos tramos de Bahamas, donde recorre la región extremo noroeste, antes de salir del archipiélago atlántico.

El sistema pasa a primeras horas de este domingo por el extremo noroeste del archipiélago atlántico y en concreto sobre la isla de Gran Bahama, solo 11 meses después de que el huracán Dorian, el más fuerte de la historia de Bahamas, devastara esa área dejando 70 muertos y multimillonarias pérdidas económicas.

El Ejecutivo de Nassau todavía no ha dado un informe de balance del paso de Isaías, aunque medios locales informaron de innumerables inundaciones, cortes del suministro eléctrico y la caída de árboles.

La isla aún no se repone del devastador paso del huracán Dorian.

El ministro de Estado para la Preparación ante Desastres, Iram Lewis, dijo que hay 135 personas en refugios en todo el país y pidió a la población que vive en localidades costeras del extremo noroeste del archipiélago que abandonen las áreas con riesgo de inundaciones.

La compañía estatal Bahamas Power and Light (BPL) informó de que en el extremo noroeste del archipiélago continuarán las interrupciones controladas del servicio eléctrico para evitar la caída del sistema.

El Departamento de Meteorología de Bahamas informó en su último parte de que tras pasar por la región noroeste la situación es de calma y en islas como Nueva Providencia, Andros, las Ábaco y Eleuthera, donde se concentra la mayoría de la población del archipiélago atlántico.

El huracán causó destrozos el viernes en casas y edificios en el litoral de la ciudad de Baracoa debido a la penetración del mar.

La Oficina del Primer Ministro informó de que las tiendas de alimentos podrán operar para el público en general este domingo, pero se recuerda a la ciudadanía que debe respetar las medidas de prevención contra la COVID-19, tras confirmarse el sábado veinticinco nuevos casos, lo que eleva el número total a 599.

El Gobierno de Nassau, obligado a volver a implantar medidas de confinamiento a causa del rebrote de casos, había anunciado un relajamiento de las medidas para favorecer a la población durante el paso de Isaías.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, Isaías provocó apagones, derribó árboles, causó inundaciones generalizadas y pequeños deslaves en República Dominicana y Puerto Rico, donde cientos de miles de personas se quedaron sin electricidad ni agua corriente.

Hanna tocó tierra el sábado al sur de Texas como huracán categoría 1, el primero de la temporada ciclónica en el Atlántico.

Las autoridades de República Dominicana reportaron la muerte de un hombre que se electrocutó con un cable caído. Más de 5,000 personas fueron evacuadas, y mas de 130 comunidades seguían aisladas por las inundaciones.

En Puerto Rico, la Guardia Nacional rescató al menos a 35 personas de las crecidas y una mujer seguía desaparecida.