sábado, junio 22, 2024
InternacionalesSudamérica

Instituto en Brasil producirá 100 millones de vacunas antiCovid-19

9 de noviembre de 2020, 13:14Brasilia, 9 nov (Prensa Latina) El Instituto Butantan, responsable de la producción de casi el 80 por ciento de los fármacos en Brasil, producirá anualmente hasta 100 millones de vacunas contra la Covid-19, informó hoy el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria.

El inmunizante que producirá Butantan será el chino, conocido como CoronaVac, desarrollado por el laboratorio Sinovac Biotech. Los trabajos que permitirán que la planta fabrique en masa estarán listos en septiembre de 2021.

Doria también anunció que el estado recibirá 120 mil primeras dosis de CoronaVac el 20 de noviembre.

A finales de octubre, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) liberó la importación de seis millones de la vacuna. Según el gobernador, Butantan recibirá las dosis en lotes y para el 30 de diciembre tendrá los esperados.

Por su parte, el director del instituto, Dimas Covas, señaló que el lugar en el que se almacenará el medicamento se mantendrá en secreto por razones de seguridad.

La CoronaVac está actualmente en la tercera fase de pruebas. Sinovac aún no ha obtenido el registro para la aplicación del inmunizante, el cual no puede utilizarse en la población.

‘Quiero aclarar que seguimos y seguiremos estrictamente los protocolos de la Anvisa para la aplicación de la vacuna. Solo será llevada al público después de la autorización final’, recalcó Doria.

En la tercera etapa de tests el grupo de voluntarios está formado exclusivamente por profesionales de la salud.

Por el momento se administraron 15 mil vacunas a nueve mil. Cada uno recibe dos dosis.

Con la apertura de los nuevos centros, el objetivo es ampliar la investigación a un total de 13 mil voluntarios.

Brasil registra 162 mil 374 muertes por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, y cinco millones 660 mil 555 contagios que lo ubican junto a Estados Unidos y la India entre los países más afectados por la pandemia en el mundo.

oda/ocs

Prensa Latina