sábado, febrero 24, 2024
InternacionalesSudamérica

Gobierno de Brasil reconoce fracaso de ataques contra China

20 de enero de 2021, 0:18
Brasilia, 20 ene (Prensa Latina) Miembros del gobierno de Jair Bolsonaro reconocieron que los incidentes diplomáticos y ataques contra China impiden hoy la importación de insumos para la producción de vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.
Según la televisora CNN Brasil, se teme que el ingrediente farmacéutico activo de la CoronaVac, producida por el Instituto Butantan de Sao Paulo en asociación con el laboratorio chino Sinovac, no llegue a Brasil, bajo una segunda ola de la pandemia que acumula más de 211 mil muertes y cerca de nueve millones de contagios por el virus.

De acuerdo con la fuente, que cita a integrantes del Ejecutivo del mandatario ultraderechista, la orden es acercarse a Beijing, más ahora que comenzó la inoculación masiva en el país con la CoronaVac.

Incluso, el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, mantiene un contacto diario con alguna autoridad del gigante asiático.

El portal Brasil 247 denuncia que, ‘sumiso al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Bolsonaro atacó a China en varias ocasiones’.

Uno de las agresiones, precisa el sitio, ocurrió en octubre, cuando el exmilitar comentó: ‘le advierto que no compraremos la vacuna de China’.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, programó una audiencia urgente con el embajador chino en Brasilia, Yang Wanming, para hablar sobre el retraso en el envío de insumos para la fabricación de fármacos.

Hasta miembros del equipo económico y del Ministerio de Salud, encabezados por el general Eduardo Pazuello, admitieron que los ‘incidentes diplomáticos’ retrasaron la llegada de los insumos para la producción de vacunas de la Universidad de Oxford (Reino Unido), comprados a China.

Asesores del ministro de Economía, Paulo Guedes, recuerdan el incidente causado por la embestida del diputado federal Eduardo Bolsonaro contra Yang en noviembre.

En la ocasión, el congresista, que preside el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, aseveró en un escrito en redes sociales, borrado luego, que el gobierno brasileño declaró su apoyo a una ‘alianza global para una (tecnología) 5G segura, sin espionaje desde China’.

Para el asambleísta, ‘esto ocurre con el repudio a entidades clasificadas como agresivas y enemigas de la libertad, como el Partido Comunista de China’.

Ante tal aseveración, la Embajada de China en Brasil alertó que la infame declaración sigue ‘los dictados de Estados Unidos de abusar del concepto de seguridad nacional para difamar’ a la nación asiática y restringir las actividades de sus empresas.

mem/ocs

Prensa Latina