Ex canciller de Perú deplora sumisión de gobernantes latinoamericanos

Ex canciller de Perú deplora sumisión de gobernantes latinoamericanosLima, 31 ago (Prensa Latina) El excanciller peruano Rafael Roncagliol deploró en entrevista con Prensa Latina, la sumisión de gobernantes de América Latina y su consecuencia, la dispersión de la región.
Se refirió también a la vigencia del llamado aquí Canciller de la Dignidad, Raúl Porras Barrenechea, y a la corriente de expresidentes y excancilleres latinoamericanos -que Roncagliolo integra- opuestos a la elección del extremista estadounidense Mauricio Claver Carone a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Prensa Latina.- Recientemente se cumplieron 60 años de la Conferencia de San José, donde el entonces Canciller peruano Raúl Porras Barrenechea, contra las instrucciones de su gobierno, se opuso a la exclusión de Cuba y levantó la bandera de la soberanía y libre determinación de los pueblos. ¿Qué reflexión le motiva aquel episodio histórico, en el contexto actual?

Rafael Roncagliolo.- La intervención de Raúl Porras es motivo de orgullo para la Cancillería y los diplomáticos peruanos. El Jefe de Gabinete del Canciller Porras fue Carlos García Bedoya, quien estuvo con él en la Conferencia de San José.

En 1979, como Canciller, García Bedoya animó a los países andinos a reconocer como parte beligerante al Frente Sandinista de Liberación Nacional, para evitar que la guerra civil nicaragüense fuera resuelta con una intervención militar de los Estados Unidos.

Años después, el Canciller Allan Wagner promovió el Grupo de Apoyo a Contadora, antecedente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), para asegurar una salida latinoamericana a la crisis de América Central. De manera que la herencia de Porras ha sido muy poderosa y fructífera. Ésta es la trayectoria que no queremos perder.

PL.-¿Cómo califica el hecho que Estados Unidos compre votos a cambio de favores personales y futuros financiamientos para lograr la elección de su candidato, el extremista a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo?

RR.- Es usual acordar apoyos recíprocos y que determinados países se pongan de acuerdo en torno a objetivos comunes. Es antiético que el voto soberano de un país se otorgue en función de prebendas personales.

PL.- Usted integra una corriente de expresidentes, excancilleres y otras personalidades políticas latinoamericanas que se oponen a la elección del candidato norteamericano a la presidencia del BID. ¿Podría explicarnos las razones de es oposición?

RR.- Las razones son varias y se refieren todas a la necesidad de recuperar y fortalecer la dignidad y autonomía de América Latina. Entre otras. la necesidad de fijar la agenda postpandemia antes de elegir y la conveniencia de elegir en una Asamblea presencial. Si se postergó la Asamblea, es muy raro que no se postergara la elección.

También la existencia de un acuerdo de 1959, por el cual el Presidente del BID debe ser latinoamericano. Al no haberse revisado este acuerdo, la elección del Señor MCC devendría nula.

Además, la necesidad de que el BID no se someta a orientaciones de partido político. Hay que buscar un consenso para superar la crisis creada por esta candidatura ilegal e ilegitima

PL.- Washington ha conseguido el apoyo de gobiernos aliados para hacerse de la presidencia del BID. ¿Es factible la postergación de la elección que abra una pausa de reflexión?

RR.- Es muy difícil, pero no imposible. La gran responsabilidad del Perú es que su posición en esta materia podría resultar definitoria.

PL.- En un reciente artículo, usted reprocha a los gobiernos que sacrifican la dignidad y los intereses de sus países con actitudes como el apoyo a la candidatura estadounidense del extremista Mauricio Claver Carone a la presidencia del BID. ¿Estamos volviendo a los tiempos en los que Porras tuvo que alzar su voz frente a lo que usted llama ‘la sumisión del rebaño’?

RR.-Me parece que sí. En los últimos tiempos la sumisión y desarticulación han llegado a niveles que antes eran impensables e inimaginables. Yo usé el término sumisión DE rebaño, como una analogía tomada de estos tiempos de pandemia. Luego apareció DEL rebaño que es un poco peyorativo, pero no voy a hacer ninguna rectificación.

Existe de hecho un movimiento de defensa de nuestra dignidad y autonomía que se ha expresado en múltiples rechazos a la candidatura estadounidense para el BID: expresidentes de Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, España, México y Uruguay, sin contar los provenientes de otras latitudes.

También han asumido esa posición excancilleres y personalidades de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Uruguay y América Central en su conjunto.

Este movimiento pluralista debe estar muy alerta frente a nuevas ofensivas. Por ejemplo, la que ya desarrolla el Secretario General de la OEA contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Y las que, sin duda, vendrán si el Presidente Trump es reelegido en noviembre.

agp/mrs