España endurece las medidas antes de Navidad por el preocupante repunte de contagios y el temor a una tercera ola

La tendencia alcista registrada a lo largo de los últimos días en la cifra de contagios diarios de covid-19 en España ha hecho que las autoridades sanitarias del país, a las puertas de unas fechas navideñas que propiciarán sin duda reuniones familiares y sociales, endurezcan las medidas para intentar frenar la transmisión del coronavirus. 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ya adelantó en la tarde de este jueves que aumentarán las restricciones adoptadas el pasado 2 de diciembre en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud –el órgano de cooperación y comunicación entre los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas del país–, que en todo caso fueron propuestas en un momento en el que la cifra de contagios era menos alarmante.

En un día en el que el país registraba 12.131 nuevos contagios y 181 fallecidos más que en la jornada anterior, Simón detalló que «la incidencia acumulada en España sigue en tendencia a la alta y se sitúa en 207 casos por 100.000 habitantes en los últimos catorce días». Para el epidemiólogo, este aumento «puede significar el inicio de la tercera ola» de la pandemia de coronavirus.

Por todo ello, el director del CCAES abría la puerta a las restricciones que han empezado a anunciarse efectivamente este viernes. 

«El cambio en la tendencia que se ha producido en España nos tiene que hacer reflexionar en que debemos ser muy estrictos», dijo Simón, avisando de que probablemente quedará cancelada «una forma de hacer las navidades», si bien se mantendrán unos márgenes suficientes para que puedan llevarse a cabo estas celebraciones al menos con los familiares más cercanos.

Endurecimiento de las medidas por territorios

Al mensaje emitido por la autoridad sanitaria central ha seguido la implantación simultánea de nuevos protocolos de seguridad en los distintos territorios del país, basados fundamentalmente en el establecimiento de toques de queda, en restricciones de movilidad, en la regulación del funcionamiento de la hostelería y en la limitación del número de personas que pueden reunirse en los domicilios, incluso en las fechas más señaladas del calendario navideño. 

Estas son las restricciones más destacables que se han tomado en algunas de las regiones más afectadas:

La región española más afectada por la pandemia –y la que muestra también incrementos más marcados en los últimos 14 días–, anunció este viernes que limitaría el número máximo de personas por reunión a seis, en lugar de permitir que se juntaran hasta diez personas en las fechas señaladas.

La Comunidad de Madrid permanecerá cerrada perimetralmente entre los días 23 de diciembre y 6 de enero, excepto para aquellos desplazamientos a los lugares de residencia habitual de familiares o allegados.

En cuanto al toque de queda, este se mantiene entre las 00:00 y las 06:00 horas, salvo para casos justificados o de fuerza mayor. Para la Nochebuena y Nochevieja se permitirá la movilidad nocturna hasta las 01:30 horas.

La Comunidad presidida por Isabel Díaz Ayuso suspende asimismo cualquier acto para celebrar las campanadas de fin de año en las plazas o vías públicas y limita la cabalgata de los Reyes Magos a espacios acotados con una reducción del aforo del 50 %.

Cataluña es la segunda comunidad más afectada por el coronavirus en España. El territorio ha adoptado también nuevas medidas de cara a la Navidad, que estarán en vigor entre el 21 de diciembre de 2020 y el 11 de enero de 2021.

En los días señalados de las fiestas navideñas en esta región –que son el 24, 25, 26 y 31 de diciembre, y el 1 y el 6 de enero- solo podrán juntarse un máximo de diez personas, incluyendo niños. En el resto de los días de este tramo de restricciones (que podría prorrogarse), las reuniones sociales deben limitarse a seis personas.

Los negocios hosteleros sufrirán restricciones especiales en este periodo, con una estricta limitación de horarios para el desayuno –de 7:30 a 9:30 horas– y para la comida –de 13:00 a 15:30 horas–, y con la cancelación de los servicios de presenciales de cenas, que quedan limitadas a la elaboración de comida para llevar a domicilio.

Por lo demás, se mantiene el cierre perimetral de la comunidad autónoma y el toque de queda que rige en la región de 22:00 horas a 6:00 de la mañana, con una leve flexibilización en días señalados: hasta la 1:00 en Nochebuena y Nochevieja y hasta las 23:00 la Noche de Reyes.

  • Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana también restringirá a seis el número máximo de personas en reuniones sociales y familiares, tanto en espacios públicos como privados, sin excepciones. El anterior límite permitía hasta diez personas en las fechas más señaladas de las fiestas navideñas.

El cierre perimetral impuesto en esta comunidad es especialmente duro, ya que impide incluso los desplazamientos para visitar a familiares y allegados. 

En este territorio también hay un toque de queda habilitado entre las 11:00 de la noche y las seis de la mañana, con leves excepciones en Nochebuena y Nochevieja, fechas en las que la restricción se activa a las 12:00 de la noche. 

La isla de Mallorca ha entrado en «situación de riesgo extremo» por el coronavirus, lo que ha hecho al Gobierno de las Islas Baleares adoptar medidas que establecen, entre otras cosas, que en Nochebuena y Nochevieja solo podrán reunirse un máximo de 6 personas.

Asimismo, los bares y restaurantes de la región deberán cerrar a las seis de la tarde los viernes y sábados y las vísperas de festivos, aunque el servicio a domicilio se permitirá hasta las 12:00 de la noche en estos días. En el resto de jornadas tendrán que cerrar a las diez.

Imagen ilustrativaImagen ilustrativa

Además, los turistas nacionales que viajen a Baleares a partir del próximo 20 de diciembre deberán presentar una prueba PCR con resultado negativo, igual que deben hacer los viajeros internacionales desde el pasado 23 de noviembre. El Gobierno balear ofrecerá además una prueba diagnóstica gratuita a los residentes que retornen a las islas por Navidad.

  • Andalucía relaja sus restricciones a partir de este viernes 

El resto de Comunidades Autónomas del país han mantenido o implementado medidas de carácter similar a las descritas ante la creciente incidencia de la pandemia.

Frente a ellas, hay algunos territorios como Andalucía, que había endurecido previamente sus restricciones y se encuentra ahora en un proceso de desescalada que ha derivado en una relajación de las medidas de seguridad justo antes de las fiestas navideñas. 

Así, desaparece el confinamiento por municipios que se había impuesto desde el Ejecutivo regional y que impedía desplazamientos por el interior del territorio andaluz; y se reduce en dos horas el toque de queda, quedando establecido a partir de ahora entre las 00:00 horas y las 06:00 de la mañana.

El cierre perimetral de la comunidad autónoma, no obstante, sigue en vigor.

Vacunación a partir del 27 de diciembre

En paralelo a la adopción de las nuevas medidas de contención, el Ministerio de Sanidad de España ha anunciado que el domingo 27 de diciembre comenzará la vacunación de la población española contra el SARS-CoV-2.

«El gobierno ha ido dando toda la información de la que dispone y ha aprobado un plan de vacunación que estipula qué grupos eran prioritarios. La buena noticia es que se ha anticipado la aprobación de la vacuna de Pfizer«, explicó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la comparecencia en la que anunció el inicio de la campaña de vacunación. «Seguimos pensando que entre mayo y junio habrá entre 15 y 20 millones de españoles vacunados«, anticipó Illa.

Aunque aún no ha trascendido cuántas dosis llegarán a España el 26 de diciembre –fecha de entrada de la primera remesa de vacunas Pfizer en el país–, el titular de Sanidad ha asegurado que las que se reciban serán distribuidas equitativamente entre todos los territorios, en coordinación con las autoridades regionales.

El endurecimiento de las restricciones contra la propagación del virus y la planificación de esta campaña de vacunación centran ahora la lucha contra el coronavirus en un país que ya ha registrado casi 50.000 fallecimientos por covid-19 y que acumula casi 1,8 millones de contagios desde el inicio de la pandemia.

David Romero

RT espanol