En un caso «histórico», establecen por primera vez que la contaminación del aire contribuyó a la muerte de una niña de 9 años en el Reino Unido

El veredicto podría empujar a las autoridades a tomar medidas decisivas para hacer frente a los problemas ecológicos.

La contaminación del aire contribuyó a la muerte de una niña de 9 años, que vivía en Londres, dictaminó este miércoles el tribunal forense del sur de la capital británica, según recoge Reuters. 

Después de una investigación de dos semanas, el forense Philip Barlow decidió que la muerte de Ella Kissi-Debrah fue causada por asma grave, que fue exacerbada por la contaminación atmosférica excesiva, siendo la principal fuente de exposición las emisiones del tráfico. Además, el forense estipuló que la madre de Kissi-Debrah no estaba informada de los riesgos para la salud de la contaminación del aire, de lo contrario, habría tomado medidas para evitar la muerte de su hija.

La ONU advierte que la humanidad libra una guerra "suicida" contra la naturaleza y pide "un salto cuántico" hacia la sostenibilidad en 2021La ONU advierte que la humanidad libra una guerra "suicida" contra la naturaleza y pide "un salto cuántico" hacia la sostenibilidad en 2021

La familia de Kissi-Debrah había presionado por una segunda investigación, argumentando que la audiencia inicial, en el 2014, no consideró el factor ecológico como una posible causa de su muerte, a pesar de que había pruebas. «Hoy fue un caso histórico, una pelea de siete años resultó en que la contaminación del aire fue reconocida en el certificado de defunción de Ella», señaló la madre de la niña, citada por Reuters. Al mismo tiempo, expresó la esperanza de que el dictamen «podría salvar la vida de muchos más niños». 

Activistas y expertos legales estiman que el veredicto podría empujar a las autoridades a endurecer la legislación ecológica. «Es una novedad legal y ciertamente enviará una señal al Gobierno del Reino Unido», dijo Katie Nield, abogada de la organización de derecho ambiental ClientEarth, que ayudó al equipo legal de la familia. «Es una decisión histórica e innovadora, que demuestra el impacto devastador de la contaminación del aire y la urgente necesidad de limpiar el aire que respiramos», subrayó Larissa Lockwood, activista de Plan de Acción Global.

RT espanol