En plena guerra contra TikTok en EEUU: lanzan “Reels”, el clon de TikTok que funciona dentro de Instagram

Instagram, propiedad de Facebook, anunció este miércoles el lanzamiento de Reels dentro de la red social, una nueva modalidad de compartir videos que quiere competir con TikTok, convertida en líder de este segmento y que ahora se enfrenta a un futuro incierto en Estados Unidos por su capital chino.

Reels entra a competir con TikTok, que tiene unos 100 millones de usuarios en Estados Unidos, en un momento en el que la aplicación, propiedad de la compañía china Bytedance, negocia su venta a Microsoft o se arriesga a ser prohibida en Estados Unidos, como ha amenazado el presidente estadounidense, Donald Trump, que alega motivos de seguridad nacional.

Facebook tiene una larga tradición de imitar cualquier competidor. La función “Story” de Instagram, que permite a las personas compartir fotos y videos que caducan en 24 horas, es similar a Snapchat. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrentó varias preguntas sobre el historial de la compañía de copiar a sus rivales antes de una audiencia en el Congreso el 29 de julio.

Facebook lanzó anteriormente una imitación de TikTok llamada Lasso en 2018, pero la cerró en julio. También probó servicios similares a Snapchat llamados Slingshot y Poke antes de que las “historias” o Stories de Instagram se pusieran de moda. Pero esas eran aplicaciones separadas: podría tener más éxito con una función integrada en Instagram.

De hecho, copiar las características de Snapchat fue exitoso para Instagram en parte porque Snapchat era difícil de entender para nuevos usuarios que ya están cómodos en Instagram. Pero TikTok es muy fácil de usar, más fácil que Instagram, y parte de su atractivo es que puedes sentarte y deslizar en contenido que la misma aplicación cree que te gustará, sin la necesidad de seguir a nadie o publicar nada.

Para que Reels tenga éxito, Facebook tendrá que atraer a los blogueros de TikTok. Esto podría ser más fácil de hacer con Reels ya que muchos creadores ya están en Instagram. En respuesta a informes publicados de que Instagram está pagando a los influencers de TikTok para unirse a Reels, Instagram dijo en un comunicado que la compañía “tiene una larga historia de llegar a creadores emergentes y trabajar para encontrar a nuevas estrellas en Instagram”.

“Al igual que con los productos anteriores, seguimos comprometidos a invertir tanto en nuestros creadores como en su experiencia general, y en ciertos casos, podemos ayudar a cubrir los costos de producción de sus ideas creativas”, dijo la compañía.

TikTok, por su lado, lanzó un “fondo de creadores” de $200 millones en julio que dice que crecerá a más de $1,000 millones en Estados Unidos en los próximos tres años y más del doble a nivel mundial, para pagar a creadores que creen material en su plataforma. 

Mientras tanto, el lanzamiento de Reels se extendió este miércoles a 50 países, entre ellos Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Japón.

También será accesible en Brasil, donde desde el año pasado Facebook probaba Reels, y en India, que en junio prohibió el uso de TikTok y otras aplicaciones chinas tras el enfrentamiento militar con soldados indios muertos en una zona fronteriza en disputa.

El nuevo servicio de Instagram permitirá crear vídeos de 15 segundos con muchos de los componentes que hacían a TikTok única, como las herramientas de edición, realidad aumentada y de integración de música en el contenido.

Además, se enfocará más en el consumo del contenido de video, algo que también está detrás del éxito de TikTok, una de las “apps” de más rápido crecimiento de los últimos años.

Reels también emula el enfoque en creadores de contenido, celebridades y en mostrar recomendaciones basadas en popularidad general, no tanto en las preferencias individuales del usuario.

Instagram, con 1,000 millones de usuarios en todo el mundo, tiene detrás el poderoso ecosistema de Facebook para hacer frente a TikTok, que, según Trump, dejará de operar en Estados Unidos el 15 de septiembre si no pasa de capital chino a estadounidense.