El huracán Sally permanece casi estacionario a horas de tocar tierra; se esperan inundaciones históricas

MIAMI – A pocas horas de tocar tierra en suelo estadounidense, el huracán Sally, de nuevo de categoría 2, y casi estacionario, continuaba azotando con lluvias intensas la zona norte-central de la costa del Golfo de México.

El ciclón de categoría 2 se acercaba a tierra lentamente y expertos anticipan que podría causar devastadoras inundaciones.

De acuerdo al boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de este miércoles a la 2:00 a.m., hora del este, Sally se encontraba a 60 millas al sur de Mobile, Alabama, y a 55 millas al suroeste de Pensacola, Florida.

El huracán tenía vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora, y se movía en dirección norte a una velocidad de traslación de apenas dos millas por hora.

Avisos y vigilancias vigentes:

Un aviso de marejada ciclónica está vigente para:

  • Mississippi/Alabama border to the Walton/Bay County Line Florida
  • Mobile Bay

Un aviso de huracán está vigente para:

  • East of Bay St. Louis Mississippi to the Okaloosa/Walton County line Florida

Un aviso de tormenta tropical está vigente para:

  • East of the Okaloosa/Walton County line Florida to Indian Pass Florida
  • Bay St. Louis Mississippi westward to Grand Isle Louisiana

Los fuertes vientos del huracán Sally azotaban este martes las costas de Pensacola Beach, en Florida, horas antes de que el ojo del huracán tocara tierra.

Se pronostica que el huracán Sally pase cerca de la costa de Louisiana, y su centro tocaría tierra durante la madrugada del miércoles. El sistema comenzaría a debilitarse una vez que toque tierra.

Se espera una crecida en el nivel del mar de entre tres y siete pies para partes de Mississippi, Alabama, Florida y Louisiana.

El presidente Donald J. Trump declaró el martes que existe una emergencia en el estado de Florida y ordenó asistencia federal para complementar los esfuerzos de respuesta estatales, tribales y locales debido a las condiciones de emergencia resultantes del huracán Sally que comenzó el 14 de septiembre de 2020 y continúa.

El presidente Trump aprobó el lunes declaraciones de emergencia para partes de Louisiana, Mississippi y Alabama, e instó en Twitter a la población a escuchar a sus autoridades locales y estatales.

Un avión cazahuracanes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) ingresó el lunes al centro del huracán Sally para analizarlo antes de que toque tierra en las costas de EEUU.

El lunes fue la segunda ocasión de la que se
tenía registro en la que había cinco ciclones tropicales activos a la vez en la
cuenca del Atlántico.

La última vez que ocurrió fue en 1971. No se esperaba que ninguno de los otros sistemas amenazara a Estados Unidos esta semana o en absoluto, y uno fue rebajado a sistema de bajas presiones el lunes por la noche.

Al igual que la catastrófica temporada de incendios forestales en el Oeste de Estados Unidos, la extraordinaria temporada de huracanes ha centrado la atención en el papel del cambio climático.

Los científicos dicen que el cambio climático
está dando aún más fuerza a los huracanes más poderosos. Además, el aire más
cálido atrapa más humedad, haciendo que las tormentas lleven más lluvia, y la
subida del nivel del mar derivada del calentamiento global empeora las
marejadas ciclónicas.

Otras tormentas se han formado en el Atlántico, incluyendo a Paulette, René, Teddy, y Vicky.

Telemundo