domingo, abril 14, 2024
Internacionales

EEUU ejecuta a la primera mujer en casi siete décadas

TERRE HAUTE, Indiana — Una mujer de Kansas fue ejecutada este miércoles por estrangular a una futura madre en Missouri y extraer al bebé de su útero, la primera vez en casi siete décadas que el gobierno de Estados Unidos ha ejecutado a una reclusa.

Lisa Montgomery, de 52 años, fue declarada muerta a la 1:31 a.m. después de recibir una inyección letal en el complejo penitenciario federal en Terre Haute, Indiana.

Fue la undécima prisionera en recibir una inyección letal allí desde julio, cuando el presidente Donald Trump, un ferviente partidario de la pena capital, reanudó las ejecuciones federales tras 17 años sin una.

Cuando se levantó una cortina en la cámara de ejecución, Montgomery pareció momentáneamente desconcertada mientras miraba a los periodistas que la miraban desde detrás de un grueso cristal. Cuando comenzó el proceso de ejecución, una mujer de pie sobre el hombro de Montgomery se inclinó, le quitó con cuidado la mascarilla y le preguntó si tenía algunas últimas palabras. «No», respondió Montgomery en voz baja y apagada. Ella no dijo nada más.

La Corte Suprema de Estados Unidos allanó el camino para que el Departamento de Justicia llevara a cabo la primera ejecución de una mujer en el corredor de la muerte en casi siete décadas.

El alto tribunal levantó la orden judicial de la Corte de Apelaciones del 8vo Circuito de Estados Unidos que había suspendido temporalmente la ejecución de Montgomery. La decisión se produjo horas después de que la Corte Suprema anulase también otro aplazamiento de la Corte de Apelaciones del Circuito para el Distrito de Columbia.

Sus abogados alegaron que no era mentalmente competente y que no debería ser ejecutada, señalando que sufrió años de abusos físicos y emocionales y que padece una enfermedad mental grave.

Montgomery fue condenada por el asesinato de Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, en la localidad de Skidmore, en el noroeste de Missouri, en diciembre de 2004. Utilizó una cuerda para estrangular a Stinnett, que estaba en su octavo mes de embarazo, y le sacó el bebé con un cuchillo de cocina, según las autoridades.

Montgomery se llevó a la niña e intentó hacerla pasar por suya, dijo la fiscalía.

Telemundo