Desempleo en agosto: pronostican que economía generó 1.4 millones de empleos

Washington D.C.- El Gobierno tiene previsto publicar este viernes los datos del desempleo en agosto, después de que en julio se situara en un 10.2 %, por debajo del 14.4 % que llegó a alcanzar en abril, en el comienzo de la crisis por la pandemia.

Entre hispanos el desempleo en julio bajó de 14.5 a 12.9%. Vale recordar que en abril llegó a ser de 18.9%.

Anteriormente el desempleo en EE.UU. se había mantenido por debajo del 4% durante varios meses. Este viernes, cuando el gobierno emita el reporte de empleos de agosto, se espera que informe que los empleadores agregaron aproximadamente 1.4 millones de empleos el mes pasado. Eso todavía dejaría a la economía alrededor de 11 millones de puestos de trabajo por debajo de la cantidad que se perdió por la pandemia.

Aún así, las industrias automotriz y de la vivienda han obtenido ganancias sólidas, impulsadas por las bajas tasas de crédito. Las fábricas estadounidenses también han estado en alza durante tres meses consecutivos. Sin embargo, muchas empresas de todo el espectro, desde pequeñas empresas hasta hoteles, restaurantes, aerolíneas y lugares de entretenimiento, siguen estando profundamente afectadas por la pérdida de clientes.

Muchos economistas advierten que los despidos masivos continuarán y que cualquier recuperación probablemente fracasará mientras el virus continúe y el Congreso no extienda otra ronda de ayuda de rescate para los desempleados y para los gobiernos estatales y locales. La economía, mientras tanto, probablemente tendrá problemas.

La recuperación sigue siendo frágil debido a un nivel aún elevado de casos confirmados de COVID-19 y al fracaso del gobierno en promulgar otro paquete de rescate de emergencia. La reciente expiración de un beneficio federal por desempleo de $600 a la semana ha profundizado las dificultades para los desempleados estadounidenses. La administración Trump ahora está proporcionando una versión simplificada de ese beneficio, $300 por semana, aunque no todos los desempleados calificarán para él.

Un resurgimiento de casos de COVID-19 en verano en el sur y el oeste obligó a muchas empresas a cerrar nuevamente en julio, aunque la firma de datos Womply ha concluido que los cierres se han estabilizado en su mayoría durante el último mes.

Homebase, un proveedor de software de programación para pequeñas empresas, informa que la contratación de pequeñas empresas se ha estancado desde junio. Más del 20% de las pequeñas empresas permanecen cerradas, dice Homebase.

El beneficio federal de desempleo de $600 a la semana, ahora vencido, ayudó a mantener a Chuck Caple después de que se vio obligado a cerrar su peluquería en Richmond, Virginia, y un negocio paralelo para capacitar a estilistas. “Con los $600”, dijo Caple, “marcó la diferencia. Todo volvió a la normalidad “.

Con ese cheque semanal vencido, depende de los ingresos del trabajo de su esposa y recibe solo $158 a la semana en beneficios estatales de desempleo. “Eso es como dinero para el almuerzo”, dijo.

En su informe conocido como “libro beige”, la Reserva Federal (Fed) indicó el miércoles que en agosto la actividad de la economía del país mantuvo un crecimiento moderado, pero sin recuperar el ritmo previo a la pandemia.

El informe dio cuenta de una mejora en el empleo, aunque a un ritmo mucho menor que antes de la pandemia, y señales de gran volatilidad del mercado de trabajo.

El jueves se reportaron 881,000 nuevos pedidos de ayuda por desempleo, una cifra menor a lo que esperaban los economistas privados, que anticipaban unas 940,000 solicitudes.

Sin embargo, los expertos consideran estos niveles extraordinariamente altos para una época de recuperación del mercado laboral después del levantamiento de las restricciones impuestas para contener el avance del coronavirus en Estados Unidos.

Telemundo