Corte Suprema aplaza fallo sobre plan de Trump para excluir a indocumentados del Censo

WASHINGTON – En el último día de sus fallos del 2020, la Corte Suprema no tomó divulgó decisión alguna sobre el plan del presidente Donald Trump para excluir a los inmigrantes indocumentados de las cifras del censo, las cuales serán utilizadas para calcular la representación de cada estado en el Congreso.

El gobierno de Trump había instado al tribunal a llevar el caso por la vía rápida y emitir una decisión antes de que el presidente deba presentar el informe del Censo al Congreso a principios de enero. Pero cuando se presentó el caso el 20 de noviembre, la Oficina del Censo admitió que aún no tiene idea precisa de cuántas personas serían excluidas o cuándo tendría esa respuesta.

Este lunes la Corte habría postergado la decisión por este motivo y ahora el próximo día de divulgar fallos será en enero.

El Censo, requerido por la Constitución y realizado cada 10 años, se utiliza para determinar cuántos miembros del Congreso tiene cada estado en la Cámara de Representantes. Los datos también se utilizan para calcular la asignacióna de fondos de muchos programas federales a escala local.

En julio, Trump emitió un memorando que decía que las personas indocumentadas no deberían incluirse en el recuento final. Según su plan, la Oficina del Censo reportaría dos conjuntos de cifras a la Casa Blanca: una que incluyera a todos los contados y otra que le permitiera dejar fuera a los inmigrantes indocumentados. El presidente podría entonces informar al Congreso el número más pequeño para usarlo en la redistribución.

Su memorando decía que los estados con políticas «que alientan a los extranjeros ilegales a ingresar a este país y que obstaculizan los esfuerzos federales para hacer cumplir las leyes de inmigración aprobadas por el Congreso no deben ser recompensados ​​con una mayor representación en la Cámara de Representantes».

Los abogados de los estados que se oponen al plan demandaron para bloquear la medida, argumentando que desviaría el dinero y el poder político de los estados con grandes poblaciones de inmigrantes y violaría la Constitución y la ley federal.

Por ejemplo California, Florida y Texas perderían cada uno un escaño en la Cámara, y Alabama, Minnesota y Ohio retendrían cada uno un escaño que de otro modo perderían debido al cambio de población, según un análisis del Pew Research Center. Otras proyecciones muestran que Arizona también perdería un curul y Montana ganaría uno.

El Departamento de Justicia argumentó que la ley federal otorga al presidente autoridad para dirigir la forma en que se realiza el censo y que el término en la Constitución, que dice que el censo debe contar «el número total de personas en cada estado», se ha entendido generalmente como residentes.

Telemundo