viernes, julio 12, 2024
Internacionales

Confirman que una tortuga hallada en Galápagos pertenece a una especie que se creía extinta hace un siglo (VIDEO)

Publicado: 27 may 2021 02:30 GMT

El descubrimiento renueva la esperanza de recuperar a este quelonio endémico de la isla Fernandina y ya se está preparando una nueva expedición en busca de más individuos.

Las autoridades de Ecuador han confirmado este miércoles que una tortuga gigante encontrada en las islas Galápagos corresponde a una especie que se creía extinta hace más de 100 años, aumentando las probabilidades de que se pueda encontrar más individuos.

Se trata de una hembra adulta descubierta a inicios de 2019 en la isla Fernandina. Luego de dos años de investigación, los análisis genéticos realizados por un equipo de especialistas de la Universidad de Yale, en EE.UU., certificaron que el ejemplar corresponde a la especie ‘Chelonoidis phantasticus’, de la cual no se tenía rastro desde inicios del siglo pasado.

«La Universidad de Yale reveló los resultados de los estudios genéticos y la respectiva comparación del ADN que se la realizó con un espécimen extraído en 1906», señaló el Parque Nacional Galápagos en un comunicado.

Las autoridades creen que es posible que existan más individuos de este quelonio endémico de la isla Fernandina. Danny Rueda, el director de la reserva ecológica, aseguró que el hallazgo renueva la esperanza de recuperar esta especie, «a fin de evitar un destino similar al del Solitario George».

«La esperanza sigue intacta», manifestó por su parte el ministro del Ambiente y Agua, Gustavo Manrique, mientras los expertos creen que el «redescubrimiento de esta especie perdida puede haber ocurrido justo a tiempo para salvarla».

Ahora, un equipo guardaparques y científicos de la organización Galapagos Conservancy están planificando para el segundo semestre de este año una nueva expedición en busca de más individuos de ‘Chelonoidis phantasticus’.

Fernanda, como ha sido llamada la tortuga, tenía poco peso cuando fue encontrada en su hábitat, pero en cautiverio ha ganado volumen y se encuentra bien de salud. Además, no es tan grande como otras que habitan en el archipiélago, pues su caparazón mide apenas 54 centímetros. Se cree que la actividad volcánica fue uno de los factores que más afectó a su especie.

RT espanol