sábado, julio 20, 2024
Tecnologia

Comparamos la red 5G vs. LTE : ¿en qué se diferencian realmente?

¿Piensas comprar un teléfono nuevo o cambiarte de compañía? Con seguridad, te encontrarás con los términos 5G y LTE. Ambos se refieren a las redes móviles, pero todavía hay mucha confusión. Si no estás seguro de si necesitas la cobertura LTE o si merece la pena comprarte un teléfono 5G, no te preocupes que enfrentamos la red 5G vs. LTE y explicamos sus diferencias.

En resumen, la «G» representa la generación, por lo que 5G es el término colectivo para la quinta generación de tecnología de red móvil. LTE significa Evolución a Largo Plazo (Long Term Evolution) y básicamente es una tecnología 4G. La nueva 5G no reemplazará de forma automática a la 4G, por lo que encontrarás ambas tecnologías coexistiendo en el corto y mediano plazo.

¿Qué ventajas ofrece el 5G?

«La principal ventaja que ofrece 5G sobre 4G LTE es su mayor velocidad, principalmente porque habrá más espectro disponible para 5G y emplea una tecnología de radio más avanzada. También ofrecerá una latencia mucho más baja que el 4G, lo que permitirá nuevas aplicaciones en el espacio del Internet de las Cosas (IoT)», explica a Digital Trends Els Baert, director de marketing y comunicaciones de NetComm.

El 5G permitirá descargar y subir datos mucho más rápido que las tecnologías anteriores; las velocidades máximas teóricas son extremadamente rápidas, entre 1 y 10Gbps y una latencia de 1 milisegundo, pero en realidad podemos esperar una velocidad de descarga promedio mínima de 50 Mbps y una latencia de 10ms, en comparación con las velocidades promedio actuales de 4G entre 15Mbps y 50ms. Esto dependerá de la cobertura de la red, la cantidad de personas conectadas y del dispositivo que uses.

Debido a que 5G es un término general que cubre muchas tecnologías diferentes, es difícil separar todo quirúrgicamente y existen algunas coincidencias. Las velocidades más altas que realmente diferencian a 5G de cualquiera de los sabores 4G LTE requieren bandas de alta frecuencia mmWave (onda milimétrica). Estas tienen anchos de banda muy elevados, por lo que son ideales para mantener a todos conectados en entornos de alta afluencia, como los estadios. Hacer que esto funcione de manera eficiente depende de la gran cantidad de MIMO (entrada múltiple de salida múltiple) y el beamforming: si bien las estaciones base 4G suelen tener 12 antenas para transmitir y recibir datos, gracias a la gran cantidad de MIMO, las estaciones base 5G pueden admitir hasta 100 antenas. Lo importante de estas frecuencias más altas de mmWave es que son mucho más fáciles de bloquear y las múltiples antenas pueden provocar una mayor interferencia. La formación de haces se emplea para identificar la ruta óptima para cada usuario conectado, lo que ayuda a reducir la interferencia y aumenta las posibilidades de que las señales fácilmente bloqueadas lleguen a su destinatario.

Mientras que 4G LTE emplea relativamente pocos repetidores repartidos a varios kilómetros de distancia, el 5G requerirá la presencia de múltiples celdas pequeñas mucho más juntas. Estas mini estaciones base 5G pueden colocarse en la parte superior de las farolas o en los laterales de los edificios cada pocos cientos de metros en áreas urbanas. Logísticamente construir una red como esta será un desafío, será costoso y llevará tiempo.

¿Qué hay del 4G LTE-A?

Que el 5G esté comenzando a implementarse, no significa que la red 4G se haya acabado o que haya dejado de evolucionar. La última tecnología 4G desarrollada es LTE-A (Evolución a largo plazo avanzada) y promete una velocidad máxima de 1 Gbps, aunque el promedio más realista probablemente será comparable al extremo inferior del 5G. Existe también el LTE-Advanced Pro, que es todavía más rápido.

Desafortunadamente, AT&T eligió bautizar parte de su tecnología 4G como 5GE (5G Evolution) y colocó los logotipos de 5GE en teléfonos que en realidad no son compatibles con 5G. Lo que nos lleva a una distinción importante: mientras que 4G LTE, LTE-A y LTE-A Pro funcionarán con los teléfonos que posees en este momento, el verdadero 5G requerirá que compres un nuevo teléfono con el hardware adecuado.

¿Por qué debería importarte?

Si consideras que necesitas al menos 25Mbps para disfrutar del 4K, o mejor aun 50Mbps, que el LTE ya ofrece en algunos lugares, entonces te estarás preguntando para qué necesitas todavía más velocidad. La verdad es que si tienes una buena cobertura de LTE en este momento, no verás muchos beneficios inmediatos al cambiar a un teléfono 5G.

«Lo más importante para un propietario de un teléfono promedio es tener una conexión de alta calidad con una velocidad decente. Al final, no se trata de la tecnología, sino del servicio que se entrega. Para muchos usuarios finales, esto se puede lograr con 4G LTE. Los usuarios más avanzados necesitarán las velocidades más altas y la menor latencia que puede aportar 5G», dijo Baert.

El futuro de 5G puede estar en los autos sin conductor, juegos de realidad virtual inalámbricos y robots de control remoto y, sin duda, surgirán muchas otras aplicaciones para la tecnología, pero llevará tiempo para que el 5G ofrezca beneficios tangibles para la mayoría.

Aunque los principales fabricantes ya ofrecen compatibilidad con 5G, a menos que tengas la suerte de vivir en un área que cuente con esta cobertura, no notarás mucha diferencia en tu vida cotidiana. A largo plazo, no hay dudas que querrás un teléfono 5G. Por ahora, dependerá de tu presupuesto y de cuánto tiempo pretendes conservar tu dispositivo.

En última instancia, las redes 5G complementarán la cobertura 4G y LTE y las dos trabajarán juntas para garantizar que obtengamos una conexión rápida donde sea que estemos.

Recomendaciones del editor