Así les ha ido a las empresas con la implementación de sistemas de trabajo remoto

Presentaron esta semana un análisis que dio a conocer las variables que permiten entender cómo fue la experiencia de las áreas de tecnología frente a la implementación de sistemas de trabajo remoto, llamado Digital Shock, de la empresa Citrix.

De acuerdo con el informe, un 34% de los encuestados afirmó que las organizaciones no tenían establecido un plan de continuidad que garantizara su operatividad de cara a la contingencia, mientras que un cuarto de los participantes afirmó que sí estaba contemplado. Sin embargo, aseguran que su alcance solo cubría el 25% de los empleados.

“Este fue un escenario que incrementó la labor de los encargados del área de tecnología de las organizaciones, ya que tuvieron que desarrollar un modelo que garantizara la continuidad de la operación en tiempo récord. En algunos casos, fue una labor que demandó un gran esfuerzo, ya que no existía la cultura ni la infraestructura tecnológica necesaria para implementar un sistema para el trabajo remoto” afirmó Juan Pablo Villegas, Gerente General de Citrix Colombia.

Según el informe, solo el 14% de los colaboradores estaban totalmente capacitados para trabajar desde casa, mientras que un 76% de los empresarios manifiestan sentirse vulnerables frente a un ataque cibernético desde que se implementó el trabajo remoto. Más aún cuando confirman que gran parte de sus empleados utilizan software o dispositivos no autorizados.

“Si bien el 80% de las personas han afirmado que los departamentos de tecnología han respondido bien frente a la implementación de tecnologías de teletrabajo, es importante intensificar los trabajos en tres frentes: planeación y ejecución de estrategias que le permitan a las organizaciones configurar entornos más seguros; invertir en nuevas soluciones para hacer la operación más eficiente y capacitar a los colaboradores para que se familiaricen con las nuevas herramientas” concluyó Villegas.

En el informe Digital Shock se han analizado variables relacionadas con el desarrollo tecnológico de las organizaciones para establecer modelos de movilidad empresarial. Igualmente, se valoró la experiencia y capacidad de respuesta de las áreas de IT para configurar modelos de trabajo remoto, frente a la pandemia.

Cumplidos cerca de 120 días de contingencia en el país, las áreas de tecnología continúan trabajando para configurar plataformas y sistemas que puedan responder a las exigencias de seguridad, eficiencia y productividad que demandan los colaboradores y organizaciones. Una labor sobre la cual es importante aunar esfuerzos, ya que según el informe de Citrix el 73% de la fuerza laboral se encuentra utilizando dispositivos personales en lugar de corporativos.

De acuerdo con Citrix, el uso de herramientas de comunicación se ha incrementado sustancialmente en los últimos meses. El incremento de descargas de plataformas como Zoom, Skype, Google Meet y Teams en celulares y tabletas ha crecido en 63% por cuenta de la necesidad de adelantar reuniones virtuales que permiten avanzar con las tareas diarias y facilitan la toma de decisiones.

Una de las conclusiones más importantes de este análisis está relacionado con el uso de soluciones en la nube. El 62% de los encuestados confirmó estar utilizando soluciones de esta naturaleza, las cuales les permiten acceder a información desde cualquier dispositivo y lugar.

A pesar de estos significativos avances, es claro que las oficinas de tecnología han encontrado inconvenientes que les han dificultado su labor por desarrollar entornos eficientes para el trabajo remoto. Los más significativos están relacionados con la capacidad de respuesta para implementar estos modelos de trabajo en casa (55%), seguidos por la falta de conocimiento y familiarización de los empleados con las soluciones (44%) y problemas de configuración o conexión de tecnologías como las VPN.

Ante esta situación es claro que se debe acelerar el proceso de adopción y capacitación de tecnologías, elementos que son claves para garantizar la productividad de los colaboradores en cuanto se sentirán más seguros y confiados al momento de desarrollar sus tareas. Más aún cuando el 32% de los participantes del estudio considera que la pandemia fue el detonante que aceleró el proceso de transformación de las organizaciones, haciendo que modelos como el teletrabajo se establecieran de forma permanente en el corto y mediano plazo.