Allende alentó sueños e ilumina en el combate, dice Rousseff

15 de octubre de 2020, 23:39Brasilia, 15 oct (Prensa Latina) La expresidenta brasileña Dilma Rousseff afirmó que la victoria de Salvador Allende y la Unidad Popular (UP) en Chile alentó sueños y sirve hoy como llama para iluminar América Latina en el combate contra el neoliberalismo.

Allende ‘es el mártir de nuestra utopía, su memoria está viva y nos conduce a la lucha’, señaló Rousseff en el homenaje virtual al expresidente chileno y a los 50 años del triunfo electoral de la UP, organizado por el Foro de Sao Paulo.

Indicó que el doctor de profesión, que no se rindió, murió bajo fuego cerrado de los golpistas el 11 de septiembre de 1973.

Refirió que el gobierno de la UP soportó anteriormente la receta clásica del neoliberalismo de crear una crisis económica para fabricar luego una política, formar el caos y dar un golpe que instaló una de las más crueles dictaduras.

Denunció que durante 17 años miles de personas desaparecieron en Chile sin aún encontrarse los cuerpos y Pinochet implantó ‘una constitución reaccionaria, la cual, por increíble que parezca, está ahí hasta nuestros días’.

A partir de ahí, indicó Rousseff, se destruyeron todos los derechos sociales del trabajador, los educacionales e institucionales alcanzados por la UP y Allende.

‘Chile fue el laboratorio de las experiencias neoliberales que todavía inspiran a gobiernos de extrema derecha como el de mi país’, aseguró.

Hizo alusión al golpe parlamentario judicial que la destituyó en 2016 y ‘la posterior prisión de nuestro mayor líder popular, el expresidente (Luiz Inácio) Lula (da Silva), con la finalidad de encuadrar a Brasil en la agenda neoliberal’.

Para la exgobernante, ‘gracias al golpe y a su práctica intensa, Brasil es gobernado actualmente por un fascista que tiene como ídolo a Pinochet’.

Elogió al pueblo chileno, protagonista de un estallido social el 18 de octubre de 2019 que generó un movimiento masivo de protestas populares en todo ese país en reclamo de profundos cambios, incluyendo una nueva Constitución y una Asamblea Constituyente.

Pidió que su pueblo se movilice así para enfrentar lo mismo que sucede en otros países, también golpeados por el neoliberalismo, como la Bolivia de Evo Morales y Ecuador de Rafael Correa.

Condenó el acoso contra Venezuela y el brutal bloqueo a Cuba, que resiste.

Los héroes, como Allende, ‘no mueren están ahí, recorren un tiempo para luego volver’, aseveró.

jha/ocs

Prensa Latina