“Al fin nos encontramos de nuevo” fue todo lo que pudo decir la señora Cao Xiaoshan, de 73 años, cuando este jueves se r…

“Al fin nos encontramos de nuevo” fue todo lo que pudo decir la señora Cao Xiaoshan, de 73 años, cuando este jueves se reunió con el médico Wang Xiujiang en Changchun, provincia de Jilin, después de una ausencia de 200 días. Cao, oriunda de Wuhan, provincia de Hubei, en marzo fue atendida por Wang por presentar una neumonía debido al azote del nuevo coronavirus. Wang, especialista del departamento de enfermedad pulmonar del Hospital Afiliado de la Universidad de Medicina Chi…na de Changchun, fue miembro del primer equipo médico de Jilin en apoyar a la provincia de Hubei, primer epicentro de la pandemia mundial por el nuevo coronavirus. La señora Cao fue su primer paciente. La recibió en estado grave después de 28 días de tratamiento hospitalario. Su edad y enfermedades subyacentes, incluido un cáncer de vejiga, la convirtieron en una paciente de alto riesgo. Después de dos semanas de tratamiento, Cao superó la enfermedad, tres veces consecutivas su prueba dió negativo y el 16 de marzo fue dada de alta del hospital. Doce días más tarde, después de terminar su trabajo de apoyo en Wuhan, Wang y sus compañeros de equipo regresaron a Jilin. “Fue realmente una lástima que no pudiera despedirme de ellos. Yo todavía estaba en cuarentena”, recuerda Cao. Por eso, en septiembre, acompañada por su esposo, Cao voló a Changchun, a 2.000 kilómetros de su casa, para dar a Wang las gracias en persona. En el hospital, este jueves Wang examinó a Cao y corroboró que se estaba recuperando bien. “Aquellos que no han tenido esta experiencia tal vez nunca entiendan mis sentimientos”, afirmó Cao. “En toda mi vida nunca olvidaré al equipo médico de Jilin, y especialmente al doctor Wang”.Ver más

Cri China radio International