Comisionado Espitia: Población no ha perdido el respeto a la Policía

La Policía Nacional ha sido blanco de ataques en las últimas semanas, debido a incidentes que se han registrado en distintos puntos de la capital, en los que se han visto involcrados uniformados.
Imágenes de videos de las redes sociales muestran además algunas acciones de la población hacia las unidades policiales, por lo que ha surgido la pregunta si se ha perdido el respeto a la Policía Nacional.
En una conversación con Crítica, el comisionado Dorian Espitia aseguró que la perdida del respeto no existe y todo se debe a la cultura del panameño, ya que en los barrios donde se han protagonizado incidentes, la gente es muy unida y reacciona atacando a los oficiales cuando proceden a detener a alguna persona de mal vivir del área. 
Así describió el caso de un joven que fue herido de bala por una unidad Lince, el pasado domingo en el sector de La Turín, en Samaria, distrito de San Miguelito.
En esta misma línea se refirió a una situación registrada el fin de semana en el área de Curundú, donde asegura que un hombre utilizó a su hija de meses de edad como escudo para evitar ser retenido por las unidades de la Policía Nacional, cuando participaba de una fiesta. Los residentes le tiraron botella a los uniformados para que no ejercieran su labor.
Sobre este caso dijo qu“los padres de la menor fueron citados por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf)”, para que respondan y deslindar responsabilidades.
 

Agresión y fiesta

El comisionado explica que si alguna unidad no cumple con el reglamento, se le traslada a realizar trabajos administrativos y se inicia una investigación por parte de la Dirección de Responsabilidad Profesional, con la finalidad de dictaminar la culpabilidad o no de los uniformados.
Aseveró que no taparan ningún tipo de abuso o desorden por parte de algún oficial y se sancionará de manera interna, incluso de ser posible penal por su falta cometida, esto incluye los hechos en el que se han visto algunas conductas inapropiadas, entre las que destacan el  uso de la fuerza en los arrestos o la agresión a alguna mascota.
Por otro lado, aclaró que el incidente registrado con un excomisionado de la Policía Nacional en una fiesta clandestina no tiene nada que ver con la institución, debido a que esta persona está jubilada y por ende todo lo que pasó debe manejarse de manera civil.
 

Bajan los asesinatos: En 40 días no ocurre un crimen en Colón

Respecto al número de asesinatos en Panamá, afirmó que han bajado, recalcando que para el mes de agosto se cerró con un total de 29 a nivel nacional, unos 16 menos que el año pasado en el que hubo 45, además, aseguró que en Colón no se han registrado crímenes en los últimos 40 días, debido al trabajo comunitario que han realizado en los barrios populares.
En Altos de Los Lagos se estaba tenido el mayor índice de criminalidad, pero se logró reducir gracias al trabajo que se ha hecho. Te puedo decir que la mayoría de los asesinatos se han dado en la noche durante esta pandemia, pero hay que tener claro que los mismos ocurren porque son oportunistas. Si tú le das la oportunidad a la persona ya sea de día o de noche, en una situación delicuencial, ellos la tomarán. Estamos trabajando para capturar a los responsables de los crímenes y esclarecer los hechos”, contó.

Con la pandemia cambió todo

Para este uniformado, la pandemia del coronavirus vino a cambiar todo y el pie de fuerza por parte de la Policía Nacional tuvo que redoblarse para hacer frente a los actos delictivos, así como el cumplimiento de las normativas del Ministerio de Salud, aseguró.
Según Espitia, el virus vino a cambiar la manera en la que estaban trabajando todas las instituciones de seguridad en el país, al punto que se ha vuelto un trabajo agotador, pero que deben cumplir para que haya un orden en estos momentos de crisis.
“Esto nos cambió la vida, nos llevó a reforzar nuestro servicio en la calle. Ha sido complicado, pero a la vez fortificante, porque con el pasar del tiempo hemos visto que ha servido de algo para que los niveles de infestación hayan bajado, aunque todavía tenemos reflejos de que las personas siguen incumpliendo el toque de queda y la movilidad”, detalló.

Seguirán trabajando

Seguiremos trabajando y luchando por el bienestar y que regrese esa paz que toda la comunidad necesita, aunque digan que somos corruptos, abusadores y que violentamos los derechos humanos. Estaremos en la calle combatiendo todos los actos delictivos sea pandemia o no”, esto Espitialo dijo en referencia a las acciones de la Policía Nacional para combatir el aumento de casos delictivos que podrían registrarse hacia los últimos meses del año.

Así mismo, como oficial de policía se siente tranquilo por cumplir con su labor al país, pero lamenta que muchas de sus unidades hayan perdido la vida por el mortal coronavirus. Aunque no tiene una cifra exacta, la información que maneja es entre 30 y 40 oficiales hasta la fecha.
“Te puedo decir que lo más difícil por lo que he pasado, es estar 39 días lejos de mi familia tras haberme contagiado. Igualmente muchos policías lo han tenido que hacer para no enfermar a sus padres, que en su gran mayoría son adultos mayores. Las vacaciones están canceladas y todas las unidades a nivel nacional están trabajando sin parar”, puntualizó.

Espitia está consciente de los adjtivos utilizados hacia la institución por lo que afirmó que “aunque nos llamen corruptos, abusadores y que violentamos los derechos humanos, nosotros seguiremos en las calles”.