Capturan al ‘Segundo Mesías’

Después de tres semanas de intensa búsqueda, por aire, tierra y ríos, las autoridades dieron con la captura un joven, líder y autodenominado ‘Segundo Mesías’ de la secta religiosa que operaba en la comunidad de Llano Amador, Guayabal, en el distrito de Ñurüm, Comarca Ngäbe Buglé.

La ayuda de la comunidad fue esencial para que unidades del Servicio Nacional Aeronaval quienes se mantuvieron en el sitio sin descanso, lograran ubicar al indiciado en la comunidad de Río Totuma cerca a Piedra de Fogón, un sitio distante a donde se dieron los actos de crueldad contra unos jóvenes y niña de meses, a quienes violaron.

‘El Segundo Mesías’, quien vestía unas botas plásticas a medio talón, un pantalón de tela azul y un abrigo negro, fue sacado desde el área comarcal en un helicóptero del Senan, que llegó al sitio donde lo mantenían y posteriormente llevarlo hasta el aeropuerto en Santiago de Veraguas, donde lo trasladaron al hospital para su revisión médica.

Luego de las diligencias en Veraguas, cerca de las 3:00 p.m., ‘El Segundo Mesías’ fue trasladado hasta la sede de la Policía de Niñez y Adolescencia en Chiriquí, para ser presentado el día de hoy a las 10:00 a.m., ante un Juzgado de Adolescencia para su respectiva audiencia de control de garantías.

Al llegar a esta provincia, vía terrestre y fuertemente escoltado, fue llevado inmediatamente al Policentro de salud de la Barriada San José en David, donde fue nuevamente evaluado por otro médico general para que certificara su condición de salud.

El líder, quien se vestía de mujer para engañar a sus víctimas, el pasado 5 de septiembre cumplió los 18 años, por lo que ya mantiene la mayoría de edad.

Hasta ahora las autoridades en la provincia de Chiriquí, han iniciado una investigación formal en contra de cinco personas de 41, 38, 24, 30 y un menor de 17 años a quienes se le ha imputado cargos por los delitos contra la Libertad e Integridad Sexual (violación) y Maltrato en contra, hasta ahora, de dos menores de 10 y 13 años y por abandono y maltrato a una mujer de 30 años en perjuicio de un lactante de dos meses de nacido.

En la operación colaboraron unidades de la Dirección de Investigación Judicial(DIJ), Policía Nacional, Los Bukö Dai, que son las autoridades comarcales y el Ministerio Público. Critica